El blog de Miguel Ángel García

Desarrollo Personal y Profesional

Tag: inteligencia emocional

Activa tu Inteligencia Emocional con la palanca del éxito #15

La palanca del éxito. #Reto47Libros2016

“Para lograr el éxito hay que focalizar, actuar de manera positiva para conseguirlo y ante todo, regular la ansiedad por los resultados ya que éstos llegan a pesar de las dificultades”.

“Activa tu inteligencia emocional y relánzate” es un magnífico eslogan para el libro “La palanca del éxito” de Juan Pedro Sánchez que por supuesto, tenía que incluir en el #Reto47Libros2016 sobre Desarrollo Personal y Profesional.

“La última chaqueta que te pongas no necesitará bolsillos”. Esta frase rotunda de Wayne Dyer nos espolea para aprovechar esta vida extrayendo lo mejor de ella a nivel emocional.

“La palanca del éxito” es un libro que he leído con mucho cariño. Conozco a Juan Pedro desde hace un par de años y he coincidido con él en muchos eventos y conferencias (algunas suyas). He tenido la fortuna de tener grandes conversaciones de calidad con él. Para mí es un gran ejemplo de Reinvención Personal y Profesional. Un ejemplo que traslada eficazmente al libro y que puede serte muy  útil si estás buscando mejorar tu vida.

Por eso recomiendo encarecidamente este libro, porque nos cuenta una historia extraordinaria que te va a llegar al corazón como me ha llegado a mí. Porque vas a aprender que los obstáculos sirven para mejorar y que si sientes pasión por lo que haces encontrarás el camino para lograr tus objetivos. Y ese camino pasa por activar la Inteligencia Emocional. Y por último, porque colabora con la Fundación Novaterra que lleva 25 años luchando contra la exclusión social ayudando a las personas más vulnerables a encontrar un empleo.

“La Inteligencia Emocional es una habilidad que se puede desarrollar con la práctica. Sus pilares básicos son la autoconsciencia, el autoconocimiento, la empatía y la asertividad”.

Una de las cualidades del libro es su forma de comunicar sencilla y clara. Encontrarás en sus páginas un cuento muy divertido que nos enseña lecciones importantes de la vida para mejorar nuestro día a día, para aprender de nuestras emociones sabiendo identificarlas. También nos muestra el camino para comprender e interpretar las emociones de las personas con las que nos relacionamos. Cuanto más aprendamos sobre Inteligencia Emocional, más oportunidades tendremos de crecer personalmente y relacionarnos de una forma más efectiva y realista con las personas.

La palanca del éxito. #Reto47Libros2016

“La forma de saber si tus emociones y tus creencias son las correctas es simplemente observándolas y siendo consciente de en qué dirección te están llevando”.

“Yo hablo de levantarte cada día para hacer aquello que no sólo harías gratis, sino que pagarías incluso por hacer. Hablo de la energía interior que te mueve a hacer algo que te encanta y que además se te da bien, como un proyecto personal o profesional para materializar un sueño o eso que algunos llaman “vocación”.

Una de las prioridades del libro se centra en el auto-conocimiento. Hay que ser consciente de nuestras fortalezas, del potencial que  tenemos pero también de nuestras limitaciones. Descubrir nuestro verdadero y valioso interior como decía en la película “Shrek” Asno al ogro verde Shrek con la metáfora de la cebolla, «ocultas tus sentimientos debajo de las capas como una cebolla». Tenemos que descubrir nuestra esencia y aprender de nuestras emociones eliminando las capas que llevamos dentro debido a nuestras creencias, nuestro entorno y la educación recibida.

“Tienes que saber dónde quieres ir, dónde estás y tener un mapa (una guía orientativa). Sólo así puedes planificar la ruta que más te interesa y los lugares por donde pasar (referencias o resultados) que te irán indicando si te estás aproximando a tu objetivo o no”.

“La palanca del éxito” le da mucha importancia al equilibrio que debemos de conseguir con nuestra energía mental, física, socio-emocional y espiritual. Es una de las claves del éxito personal y profesional.

Cuando tenemos un objetivo concreto, pensamos que nos van saliendo dificultades en nuestro propósito pero el autor nos cuenta  que los obstáculos no son tales hasta que nos ponemos a andar en una dirección concreta con una intención concreta. Son cuestiones que tenemos que resolver, un peaje de la vida para evolucionar, desarrollarnos y madurar.

“Una intensidad emocional alta (como la euforia) puede provocar una visión menos realista de las cosas. Un estado emocional sereno y calmado nos permite enfocar nuestra atención en los detalles que antes no percibíamos”.

Me interesa destacar el énfasis que hace Marisa Salanova en el epílogo sobre el potencial de la autoeficacia:

“El poder de la autoeficacia es creer que puedes hacer algo (mejorar como persona, alcanzar un sueño profesional, etc.) y, es más, que puedes hacerlo bien, con éxito. Esa creencia incrementa el deseo de hacer cosas, de persistir en ellas aun cuando aparezcan obstáculos y dificultades y, además, nos hace sentir más felices y gozar de mayor bienestar emocional”.

“La autoeficacia es una creencia muy poderosa que la persona tiene sobre sus propias competencias en áreas específicas de la vida. Estas creencias afectan a cómo nos comportamos, en qué pensamos y cómo nos sentimos”.

Gracias por leerme.

#Reto47Libros2016

La vida continúa. Protagonízala.

Miguel Ángel García.

10 preguntas para Inés Torremocha

10 preguntas para Inés Torremocha

10 PREGUNTAS PARA INÉS TORREMOCHA

Inés es una de esas personas que siempre te aporta una sonrisa y buen rollo. Todas las veces que he coincidido con ella en alguna conferencia de ASNIE (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional en Valencia) me ha dado muy buenas sensaciones, un feeling que te transmiten esas personas que saben adónde van, lo que quieren y están dispuestas a esforzarse al máximo para conseguirlo. Como observador y seguidor de su perfil en las redes sociales, diría que Inés le da bocados a la vida aprovechando cada instante con mucha pasión e ilusión. Como dice ella misma: “quiero ser una persona cercana, capaz de transmitir la importancia de que se enamoren de lo que hacen, que se ilusionen cada día con cada cosa que realicen, por pequeña que sea”.

Desprende una energía desbordante e ilimitada (¡lleva catorce años haciendo Kitesurf!) y la música le apasiona, es una rockera. También es muy activa en redes sociales como Facebook, twitter e Instagram con una marca personal sólida y coherente donde aprovechar con pasión los buenos momentos de la vida podría ser uno de los títulos de su canción preferida.

Este año se ha lanzado como mujer de acción y valiente que es a ofrecernos en YouTube unas píldoras sobre Desarrollo Personal, Motivación, Psicología Positiva y Felicidad. Estudió Psicología y se dedica al mundo de las ventas. Siente una gran pasión por las personas, por las relaciones sociales y por su trabajo. Ella se define como Inconformista, Vulnerable, Imperfecta y Feliz. Hoy la vamos a conocer un poco más con las 10 preguntas para Inés. Te recomiendo seguirla en www.inestorremocha.com

Gracias Inés por tu colaboración.

1­. Qué complicado es escapar de esa zona de confort y de seguridad que nos puede proporcionar un trabajo con una nómina y una relación personal o de amistad, una rutina que nos acomoda y evita que pasemos a la acción aunque no nos guste lo que hacemos. Comentaste que habías tenido que vencer tus miedos y salir de tu zona de confort para estar cada lunes en tu canal de Youtube explicándonos cómo podemos mejorar nuestra vida. ¿Qué hizo que afrontaras ese miedo a ponerte delante de una cámara? ¿Por qué decidiste dar ese paso?

En primer lugar, porque la zona de confort me resulta ¡aburridísima!

El “porqué” empecé a grabar estos vídeos tiene que ver con un verbo que intento practicar todos los días: EMPEZAR. Hará unos seis meses, decidí que quería compartir con el mundo algo más que los Post alojados en mi blog, sentí la necesidad vital de fusionar el mundo de las emociones que tanto me apasiona con mi vena más literaria. Analizando en profundidad la situación, identifiqué que necesitaba a mi lado un equipo de profesionales para poder desarrollar esta aventura y aquí es donde llega Vida Escrita y “qué hizo que me enfrentase al miedo escénico”. Desde Vida Escrita me pidieron que lo hiciese…y cuando confías en las personas con quienes construyes sueños, pues no te lo piensas dos veces! Aunque vosotros veis apenas un par de minutos en la toma, al principio, ¡grababa hasta treinta tomas por cada vídeo!, palpitaciones, mente en blanco, no conseguía decir lo que realmente quería expresar, en fin, un “enfrentarme a mis miedos” de libro!

Ahora que recibo un feedback tan positivo, te diré que con que haya una sola persona a la que pueda aportar algo valioso con estos vídeos, lo seguiré haciendo.

2­. ¡Las normas son aburridas! Comentabas en tu post “Qué pasaría si”. Estoy de acuerdo. Creo que hay que diferenciar entre las normas que evitan grandes problemas como podría ser circular por la derecha para no ser atropellado ;) y las que nos imponen o dicen que hay que seguir para que sigamos a la manada como por ejemplo la barbaridad de devolver a refugiados a su país ¡pero si han huido de él!. Al comienzo de sus libros Borja Vilaseca ya te advierte que no te creas nada de lo que leas, que busques otra fuente de información, que preguntes, que no te conformes. Como dices tú Inés:

Prohibido NO vivir.

Prohibido NO arriesgar (Te).

Prohibido NO equivocar (Te).

Prohibido NO amar (Te).

Prohibido NO sentir (Te).

¿Qué hace Inés para no ser una más, para no seguir a la manada, para ser tan auténtica?

Me bailo la vida a diario, Miguel Ángel, y adapto la banda sonora a cada circunstancia. He aprendido (y continúo aprendiendo) a tomar las decisiones que encajan con mi forma de ser y de pensar y no las que encajan con lo que los demás esperan de mí. La mayoría de las veces, coinciden ambas cosas, pero no siempre, y es ahí cuando tengo que concentrarme en seguir adelante pese a frustrar las expectativas de los demás.

No sé si eso me hace diferente, pero te aseguro que me hace sentir más YO que nunca.

3.­ Una de tus facetas es la de escribir relatos (uno de ellos incluido en el libro “Las 7 virtudes de la humanidad”), poesía, entradas en el blog y tus fantásticas IneStories (esas historias cortas, intensas, tuyas y nuestras donde cualquiera con ganas de escribir y aportar puede colaborar)…

A mí me pasa que en ocasiones escribir me permite expresarme de una forma distinta en la que me encuentro muy cómodo plasmando con palabras lo que pienso y siento en una página en blanco. Es todo un reto que recomiendo ¡Tienes tantas posibilidades esta forma de comunicar! ¿A ti por qué te llena tanto escribir?

Buff! Acabas de mencionar otro de mis verbos preferidos “ escribir”…no he dejado de hacerlo desde que aprendí, es la manera en la que más feliz y plena me siento comunicando. Poner palabras escritas a emociones, sentimientos, proyectos personales o profesionales, al amor en cualquiera de sus versiones…es mi hábitat más natural, mi forma más instintiva de expresarme y mi mayor fuente de autoconocimiento. Escribir me mantiene vinculada a la vida.

10 preguntas para Inés Torremocha

4.­ Siguiendo con las palabras, doy por hecho que eres una gran conversadora. Por lo que te sigo en tus tuits, en Facebook, en Instagram y las veces que he podido hablar contigo, tienes muy buena capacidad para comunicar. Creo en el poder de una conversación de calidad, sin postureo, ni fachadas, mostrándonos cómo somos por dentro. ¿Con quién te gustaría mantener una conversación de calidad?¿Quién te ha inspirado a ti?

En un contexto de imposibles, me hubiese gustado tomar un café con Jesucristo, sin entrar en matices religiosos, creo que fue un líder entre los líderes y tendría (al menos) 10 preguntas para Él! ;­) Y con alguien más accesible, o al menos más a mano, me encantaría charlar un rato con Elsa Punset. Tuve la suerte de pasar un buen rato con su padre, Eduard Punset, durante un evento de trabajo en Berlín y me encantó. También tendría varias preguntas para Elsa, la admiro, la sigo, la leo y creo que es fuente inagotable de inspiración.

5.­ El otro día vi una foto tuya donde te daban un premio tus compañeros por las ventas realizadas (y por la calidad de esas ventas, sabemos que hay “despachadores” en lugar de vendedores que muchas de sus ventas acaban en devoluciones). Para vender también se necesita ética y empatía. Descubrir las necesidades de un cliente se consigue haciendo las preguntas adecuadas para acabar vendiendo el mejor producto y que el cliente acabe diciendo: ­­—Mirar lo que he comprado (no lo que me han vendido). Estableciendo una relación de calidad con nuestros clientes podremos conseguir una fidelización.  Inés, como profesional de las ventas ¿Qué crees que tienes tú que no tenga la competencia? No se puede generalizar, pero… ¿Cómo ves como cliente la atención en la venta, te encuentras pasión y profesionalidad, pero también desidia y falta de motivación?

Para empezar, te diré que adoro y agradezco la existencia de mi competencia, porque sin ellos, mi puesto de trabajo no existiría. Sin ellos, mis clientes no tendrían con quien compararME. De mis competidores aprendo qué es lo que sí que funciona y qué es lo que no debo de hacer jamás, y mi objetivo siempre está encaminado a que sea a mí a quien elijan nuestros clientes, y por extensión, a que elijan el producto que represento. Siempre he considerado a mis competidores como compañeros de trabajo que luchan por dignificar este oficio tan apasionante.

Y acerca de mis experiencias de compra como clienta, pues veo de todo, recientemente he vivido una situación en la que un comercial realizó todo aquello que nunca debes de hacer con un cliente, no se dejó nada del listado de “5 acciones infalibles para que tu cliente salga corriendo”. Pero por suerte, tengo muchos compañer@s que dignifican nuestra profesión y hacen de ella un oficio apasionante!

6.­Ahora vamos con tu faceta de habilidades sociales. Has estudiado psicología y te apasionan las personas, las emociones y la vida. ¿Cuáles son los valores que piensas deben tener las personas que están conectados de alguna manera a tu vida?

Recuerdo que la primera vez que hablé con mi querido Andrés Ortega, él se definió como una “bestia social” y es un adjetivo con el que me identifico absolutamente, ¡soy una bestia social!

En mi vida hay sitio para muchos perfiles, porque como bien dices, me apasionan las personas. Podremos estar más o menos de acuerdo en según qué asuntos, pero si eres de los que han venido a la vida para llorar, reír, luchar por lo que crees que es justo, pelear por tus sueños, aprender de las etapas más duras, si eres de los que se la juega, de los que se queda en las duras y en las maduras, si eres de los que disfrutan, de los que aman, aman y aman…estarás conectado a mi vida, seguro!

7.­ La música es una parte muy importante en tu vida. La música fuerte, cañera, rockera que te hace saltar y bailar en un concierto o en tu casa, que emociona, nos hace vibrar y nos hace sentir vivos. Hay canciones que nos ponen las pilas. ¿Qué canciones son para ti un chute de adrenalina que hacen que te comas el mundo? Buff! Son muchísimas! Cualquiera de Halloween, Guns and Roses, Extremoduro, AC/DC, Led Zeppelin…Pero te apunto tres de mis Hits preferidos: ­

-“ Nothing to say” de Angra. ­

-“Thunderstruck” de AC/DC.

-­ “ You could be mine” de Guns&Roses

8.­ Inés, no paras nunca ☺. La Inteligencia Emocional es una de tus prioridades a nivel personal y de formación. Creo quemuchas personas no acabamos de comprender la dimensión de conocer nuestras emociones e interpretar las de los demás. Pienso que conectaríamos y entenderíamos mucho mejor a las personas y lo que también considero muy importante: conocernos a nosotros mismos. ¿Crees que hace falta más Inteligencia Emocional en la sociedad?

Como persona que lleva mucho tiempo aprendiendo y estudiándola y por tu formación en Psicología, ¿En qué mejoraría incluir la Inteligencia Emocional en el sistema educativo? 100% de acuerdo con la introducción que haces a la pregunta, Miguel Ángel, nadie nos enseña cómo identificar emociones (esta tarde justo grababa uno de mis vídeos en el que abordaba este tema). Últimamente sigo cualquier artículo que tenga que ver con llevar la Inteligencia Emocional a las aulas, es absolutamente necesario que nuestros menores, no sólo aprendan a identificar sus emociones y las de los demás, también debemos ayudarles a que generen recursos propios para regularlas, porque este proceso determinará cómo se van a comportar después en su edad adulta, qué les guiará en su toma de decisiones y qué actitudes dirigirán su vida en general.

Creo que formar niños, emocionalmente inteligentes, debería de ser uno de los objetivos básicos en nuestro sistema educativo.

9. ­Ya solo quedan dos preguntas…Dado que se te da tan bien salir delante de las cámaras y por tu facilidad de comunicación y de multiplicarte para llegar a casi todos los sitios en las Redes Sociales lanzando un mensaje con valor y coherencia ¿Qué consejos puedes dar a los que empiezan a comunicar y a los que no se atreven porque tienen miedo al ridículo?

¡EMPEZAD! Con todo el sentimiento de responsabilidad que esto conlleva, pero que empiecen. Yo estuve muchos meses en un tímido plano, observando a aquellas personas que veía que lo hacían genial y por las que me sentía (y en muchos casos sigo sintiendo) deslumbrada, aprendiendo cómo lo hacían, y poquito a poco, vas encontrando un lugar en el que sientes que puedes sumar a un fin común.

Todos tenemos algo INÉDITO que regalarle a este mundo, y en el momento en el que encuentras ese “ algo” que a ti te resulta tan natural compartir y que hace sentir bien a terceras personas…entonces, ya no puedes parar!

También les animo a que lo hagan con ganas, con respeto por las opiniones de otras personas y con ánimo de hacer crecer a los demás.

Y que cronometren los tiempos que dedican a las Redes! (por experiencia)…Porque nuestra vida fluye por el 2.0 pero es aquí afuera donde desarrollamos nuestros sueños y proyectos, en el 1.0, piel con piel. Nada puede sustituir un encuentro offline.

10.­Una de tus películas favoritas es “En busca de la felicidad” de Will Smith (y su hijo). Esta película nos enseña que los sueños hay que buscarlos, que a pesar de todas las dificultades (y encontraremos muchas) y de que parezca que no vamos a lograr nunca nuestro objetivo o que haya gente que no crea en él, hay que ser constante, mantener el foco y buscar ese sueño con toda nuestra alma. ¿Cuál es tu sueño? (si lo puedes contar ) ¿Qué libro recomendarías a los lectores del blog? Mi sueño es escribir libros que emocionen, que te hagan pensar, que te hagan vibrar, que te hagan crecer o temblar, que te exciten incluso! Escribir textos que no quieras dejar a medias, mi sueño es conseguir encontrar un ritmo de palabras que te enganchen a la vida, que te hagan soñar, que no te dejen indiferente. Crear trajes a medida bordados con palabras que recibas como un abrazo. Siento que tengo mucho amor que dar (y recibir) y mi mejor manera de expresarlo es escribiendo.

Y como recomendación, os propongo uno de estos libros que no te dejan indiferente: “El mundo Azul, ama tu caos” de Albert Espinosa.

(Mil gracias por este paseo tan agradable en tu rincón digital, del que tanto disfruto! De verdad, es un honor para mí. GRACIAS)

Inés, muchas gracias por colaborar, aportar valor y hacer crecer este blog con tus opiniones.

Feeling: Vender con Inteligencia Emocional.

ALT Feeling

Feeling: Inteligencia Emocional aplicada a las ventas.

A ver qué te parece esta frase: “Cada día que pasa cuesta más vender” decía un comercial. Lógico, ahora los clientes tienen a su alcance toda la información que quieran y esto hace que su nivel de exigencia sea cada vez mayor. Comparan en la competencia y como no ofrezcas un valor diferencial (precio, calidad, originalidad) no te comprarán.

No te voy a contar cómo se vende y qué necesitas para hacerlo, para eso ya hay muchos manuales y métodos de venta. Hoy te voy a exponer un punto de vista distinto: “Feeling: Inteligencia Emocional aplicada a la venta”. El último libro que he leído.

Me he pasado casi toda mi vida profesional unido a la venta y al comercio. He atendido a miles de clientes como vendedor y como gestor de un equipo de ventas. Siempre me ha gustado el proceso de venta, siempre he tenido la vocación de servicio y de entender a los clientes, de indagar, de ser curioso, de preguntar y de encontrar ese producto acorde con sus necesidades. De establecer un clima propicio para que los cliente pudieran tomar las mejores decisiones. He buscado una relación comercial donde las dos partes ganaran, donde el win-win supusiera un plus de valor añadido para que el/la cliente/a se fuera satisfecho con su producto y volviera a comprar porque había encontrado lo que iba buscando: una atención extraordinaria y un producto/servicio que necesitaba. Por supuesto no siempre lo conseguí…

También durante todo este período profesional tuve la oportunidad de atender muchos comerciales, proveedores que nos visitaban para ofrecer nuevos productos, para comprobar que éstos estuvieran bien expuestos y bien colocados, cambiando impresiones y entablando una relación comercial que en muchos casos era fructífera para ambas partes y en otras no hacía más que destacar la falta de habilidades sobre inteligencia emocional del comercial y de un servidor.

He perdido la cuenta de la cantidad de cursos de ventas que he realizado, pero una cosa tenían en común todos ellos: en ninguno el pilar fundamental del curso era la  “Inteligencia emocional aplicada a la venta” vamos, puede que yo no lo recuerde, puede que el concepto “Feeling” si lo mencionaran tipo –Hay que tener feeling con los clientes- pero eso y poco más. Siempre se enfocaba a cómo acoger a un cliente, qué decirle y que argumentos y financiación podíamos utilizar. Y no estoy diciendo que no aprendiera de aquellos cursos, ya se sabe que siempre se aprende si estás dispuesto a ello.

Por eso cuando acudí a la conferencia sobre el libro de Raquel Davó y Miguel Ángel Díaz “Feeling: Inteligencia Emocional aplicada a la venta”  vi claramente que ese libro lo tenía que leer, principalmente por tres motivos:

1-Porque siempre me ha gustado el tema comercial, estar con las personas.

2-Porque no había leído nada parecido y me parecía un libro diferente con el que poder aprender y aplicar la inteligencia emocional para vender y conseguir mejores resultados.

3-Porque quería mejorar mis habilidades emocionales para relacionarme con los demás.

¡Ya me hubiera gustado leer este libro hace veinte años!

ventas photo

Igual que en el anterior Lidera como un #mapmaker recomendaba el libro porque me parecía original, disruptivo y valiente; con “Feeling: Inteligencia Emocional aplicada a la venta” encuentro que podemos aprender mucho de “toda esa parte de la venta que no se ve” 🙂. Y ahí radica su valor, en la diferencia de su visión donde lo comercial y lo emocional se hacen indivisibles como comenta César Piqueras en el prólogo.

¿Qué nos gusta de un vendedor? Pues además de que sepa las características técnicas de un producto o servicio, en palabras de los autores del libro que “nos haga sentir importantes, poder confiar en él, sentir que antepone nuestras necesidades a las suyas, que sea amable, que nos preste atención, que nos comprenda, que nos sintamos escuchados y que demuestre verdadera preocupación por nuestro caso”. Vamos que nos proporcione un buen feeling (Relación entre dos o más personas que se caracteriza por ser muy positiva, sin que se explicite qué elementos las unen).

“La emoción que estamos sintiendo (como vendedores o compradores) en un determinado momento condiciona nuestra atención y puede influir de manera fundamental en el proceso de venta. Es decir, nuestras emociones condicionan nuestra manera de percibir la realidad”.

No tengo formación en psicología, pero la experiencia en ventas y de las relaciones con las personas me han aportado estas tres conclusiones:

1-Que no hacemos las preguntas adecuadas y tenemos demasiada prisa por vender. O lo que es lo mismo, nos saltamos rápidamente “Los 8 fases del proceso de venta”.

2-Que no creamos el mejor ambiente para acoger a nuestro cliente y utilizamos muy poco la inteligencia emocional para poder identificar nuestras emociones y las de los demás y así poder escoger mejor la mejor manera de actuar.

3-Que somos demasiado automáticos a la hora de ser comerciales. Nos cuesta sonreír (con lo fácil que es) por los motivos que sean (todos tenemos problemas, la diferencia está en cómo los afrontamos) y esto la persona con la que nos comunicamos lo percibe enseguida, dándose cuenta lo poco que aportamos con respecto a la competencia.

“Los seres humanos estamos programados para tomar decisiones basadas en las emociones y luego en la reflexión”. Cameler, Lowenstein y Prelec.

Raquel y Miguel Ángel proponen un modelo integrado de inteligencia emocional:

ALT Modelo integrado de Inteligencia Emocional

Modelo integrado de Inteligencia Emocional

Para ellos, la inteligencia emocional es: “un conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan la conducta de un individuo, sus reacciones y estados mentales”.

En sus 223 páginas y con sus 8 capítulos, descubriremos excelentes argumentos para mejorar nuestros conocimientos para el desarrollo comercial y la venta a través del descubrimiento de nuestras propias emociones y las de nuestr@ client@ o comprador/a.

¿Para qué utilizamos las emociones?

-Principalmente porque nos ayudan a percibir nuestro entorno, facilitándonos información para tomar decisiones.

-Las emociones nos facilitan poder expresar cómo nos sentimos por dentro, ya sea con lo que decimos, con nuestros gestos o con nuestro comportamiento.

-Posibilitan e incrementan la interacción con otras personas y, gracias a su tremendo poder de contagio, también la unión entre ellas.

-Para influir sobre el comportamiento de las personas que nos rodean.

¿Cuál es el proceso para identificar nuestras emociones?

1-ATENCIÓN.

“Practicar la atención plena con métodos como el Mindfulness nos permitirá ser conscientes del aquí y ahora, identificar el estado de nuestra mente y su contenido (pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas)”.

2-DETECCIÓN.

“Para determinar las señales que aparecen cuando surge una emoción, el siguiente paso será determinar a qué emoción pertenecen”.

Según el psicólogo Paul Ekman las emociones básicas son seis:

1-Alegría 2-Asco 3-Ira 4-Miedo 5-Sorpresa 6-Tristeza.

3-EXPRESIÓN.

Hay que encontrar el término que explique aquello que estamos sintiendo. Algunos ejemplos: Felicidad, antipatía, resentimiento, ansiedad, sobresalto y decepción.

“Manejando la información que nos arrojan nuestras emociones podemos fortalecer nuestro pensamiento y no hacerle vivir situaciones que lo confundan o limiten”.

“Aquellas personas que son capaces de aprovechar su estado de ánimo (cuando éste les puede ayudar) o que son capaces de alterarlo (si consideran que les puede penalizar) tienen ventaja frente aquellas otras que viven a merced de sus emociones y que navegan sin rumbo fijo totalmente condicionados por las mismas”.

Gracias por leerme. Un abrazo.

 

 

Photos by AnimaNaturalis,

¿Puede la Inteligencia Emocional ayudarnos a vender?

IE

¿Puede la Inteligencia Emocional ayudarnos a vender?

Este era el título sugerente de la conferencia que ofreció Miguel Ángel Díaz a través de ASNIE (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional) en las instalaciones de FEMEVAL.

Miguel Ángel Díaz es el autor del libro (buen regalo de fiestas por si alguien lee esto, jeje) “Feeling: Inteligencia emocional aplicada a las ventas” y en este post voy a comentar algunas de las claves esenciales de la extraordinaria charla a la que pudimos asistir. Desde aquí agradecer a ASNIE y a Fernando Pena la posibilidad que nos dieron de poder acudir al evento.

-No he venido a hablar de mi libro- comentó Miguel Ángel y efectivamente casi no lo mencionó (Si hubiera sido yo habría aprovechado el aforo para hacer más publicidad) aunque afortunadamente el libro no lo va a necesitar porque apunta a lo más alto del firmamento emocional.

Una definición sencilla de la Inteligencia Emocional sería: es la habilidad para reconocer y manejar los sentimientos propios y ajenos.

Claves de la Inteligencia Emocional para vender.

La mayoría de las circunstancias de una venta agradable son intangibles, son emocionales.

Cuando creemos que tenemos tomada una decisión conscientemente, nuestro inconsciente la ha tomado seis segundos antes.

Decidimos en base a lo emocional y justificamos en base a lo racional

IE2

“Los seres humanos estamos programados para tomar primero decisiones basadas en las emociones y luego en la reflexión” Camerer, Lowenstein y Prelec (UTC Universidad Técnica de California).

Emociones: 1- Energía+Activación

                               2- Agradabilidad de lo que sientes

Las emociones nos predisponen a comportarnos de una determinada manera.

“Lo que resistes persiste, lo que aceptas lo transformas”

La tristeza te baja la energía para que seas capaz de reflexionar cosas importantes.

¿Cómo me estoy sintiendo? ¿Para qué nos pueden servir las emociones? ¿Por qué cuando determinamos un estado emocional no le prestamos atención?

El feeling es conectar con las personas. Es la relación entre dos personas que es muy positiva sin saber por qué.

En la venta si no existe una necesidad subjetiva y se dan determinados parámetros no se logrará hacer por mucho que utilicemos la inteligencia emocional.

Buscamos dejar huella, que cuando vayas a visitar a un cliente se alegre de verte.

IE3

¿Cómo estás tú?

El coaching visto por un senior.

foto puente serranos

Hoy en día en 6 meses las escuelas de Coaching te certifican como Coach. Y además, estas personas se ponen a dar clases y a formar a más gente. ¡En 6 meses!” Decía Paco Yuste en la presentación de su libro “Herramientas del Coaching ejecutivo” en AECOP Levante. Por eso argumentaba y pedía un temario unificado para todas las Escuelas de Certificación de Coaching. “Si vas a formarte a los cursos de la Asesco (Asociación española de coaching) darás unas clases y temarios que probablemente no coincidan en un alto porcentaje con lo que puedes estudiar en los cursos de AECOP Levante”. ¡Hay que unificar los criterios de enseñanza! Un médico o un psicólogo además de estudiar su profesión entre 5 y 7 años, comparte las mismas materias independientemente de la universidad donde las estudie”.

Comentó Francisco, que cuando él empezó en esto del Coaching, eran cinco y que incluso los psicólogos estaban en contra de esta nueva tendencia. Hoy en día son 1.200 y una gran parte de los que asisten a cursos de coaching son psicólogos.

Paco Yuste explicó lo que para él era el coaching con un símil: ir al cine con acomodador. “Es como cuando uno llega tarde al cine, te precipitas al sacar la entrada, te entra esa sensación de desasosiego, seguramente habrá empezado la película, abres la puerta y estás a oscuras, no sabes dónde sentarte y en esa oscuridad que te envuelve, aparece una persona que te enchufaba la linterna a los pies para que te orientaras y después apuntaba a los suyos para asegurar donde pisaba”.

Presentación Aecop levante

En la magnífica presentación en forma de coloquio que nos ofreció a los asistentes, Paco Yuste decía que él no compartía las dos formas de hacer coaching, ejecutivo y personal, que el coaching es trabajar con las personas, buscaba un coaching humanista, guiándose de lo que quiere la persona. El planteamiento humanista, se orienta más en el camino que en el destino. “Sólo somos dueños de nuestras intenciones y responsables de nuestras acciones”. Los resultados no siempre los podemos controlar.

También puso un ejemplo de lo que es un ejecutivo comparándolo con los gigantes y cabezudos. El ejecutivo es esa persona que porta una estructura enorme de madera, un gigante que asusta a muchos niños, que se tambalea de vez en cuando al que a veces casi le es imposible aguantar, pero que va llevando poco a poco a su destino a su gigante y cabezudo, aunque al final, lo que hay debajo de esa inmensa figura, es una persona. Trabajar primero con la persona y después ya vendrán los adornos, oropeles y demás.

Un oyente le preguntó a Francisco Yuste ¿Qué es un líder coach? –Es aquel que consigue que los demás hagan lo que quiere él y a los demás les gusta hacerlo- me gustó esta definición diferente y original.

Otra pregunta fue ¿Cómo encaja la Inteligencia Emocional en el Coaching?- Es el denominador común que debería existir en Coaching. Es el aceite que le echas a la maquinaria del coaching.

Francisco Hurtado finalizó su intervención con la metáfora adaptada de las estrellas de mar: Las estrellas de mar aprovechan la noche para tener relaciones aprovechando la pleamar para acercarse a la orilla. Muchas se quedan en la orilla. Una persona se dedicaba a salvarlas y un turista le preguntó que si sabía que no podía salvar a todas las estrellas de mar, y éste le respondió: ¡A ésta la salvo, a ésta también y a ésta…!

¡Hay miles de estrellas que salvar, si quieren! Eso es el coaching.

coaching senior