El blog de Miguel Ángel García

Desarrollo Personal y Profesional

Tag: desarrollo personal y profesional (page 1 of 2)

El arte de comunicar. Palabras en acción #19

 

Arqueros de la palabra. El arte de comunicar

“Soy una enamorada de la palabra (hablada y escrita) pero si no la convertimos en acción, la palabra no sirve para nada”. Maty Tchey.

“Leer una veintena de libros sobre un tema no nos capacita. Es necesario vivir, sentir, observar, percibir, comprobar e incluso padecer esa misma situación para desplegar recursos y tener el control”. A esto se le llama experiencia.

Hay libros que te buscan, que intuyen tu camino, que se van ubicando cerca de ti hasta que llega el momento en que te “atraviesan el corazón” como si de una flecha se tratara. Creo que en ocasiones ocurre esta conexión con los libros igual que nos pasa con las personas.

Desde que se publicó “Arqueros de la palabra” de Maty Tchey, el libro lo incluí en mi lista de pendientes de leer y se instaló en un rinconcito del cerebro  como una gran atracción tipo Dragon Khan que constantemente me decía: —Aquí estoy, no voy a dejar que te olvides de mí, tienes que aprender el arte de comunicar y saber cómo es un arquero de la palabra—.

La flecha del destino había salido ya un mes antes en una conferencia de ASNIE en la que Juan Pedro Sánchez estaba hablando con Maty y yo que aún no la conocía le pregunté si era de ¿Arqueros de la Palabra? Me dijo que sí y me hice una foto con ella. ¡Qué suerte la mía! ¡Había oído hablar tanto de ella!

Hablando del libro de “La palanca del éxito” de Juan Pedro,  Maty Tchey comentó que en un mes salía su libro. Pensé «Me lo apunto para comprarlo, leerlo y escribir un post para el reto».

Su autora, había disparado con su arco de bambú (yumi) una flecha (ya) que acertó en toda la diana de mi ser (No era difícil, por el volumen que tengo  🙂 ). Ese instante fue el día que se celebro el 4 Fórum de Organizaciones Saludables acto conducido por Maty Tchey que hizo de madrina del Fórum.

A estas alturas del #Reto47Libros2016 (47 libros en 47 semanas sobre Desarrollo Personal) que ya estamos por el número #19, creo que puedo afirmar que hay libros como “Arqueros de la palabra” que son un auténtico regalo para las personas que queremos aprender a comunicar.  Hay dos frases imprescindibles en él:

2-“Todo lo que está sujeto a unas reglas es susceptible de ser aprendido”

En el libro encontraremos dos vías de desarrollo: la primera es un viaje al interior de la persona a través del Kyudo, que significa «el camino del arco», un arte marcial japonés que sigue inalterable desde el siglo XV. El Kyudo es un tema de equilibrio, de vencer las capas que recubren el corazón hasta dejarlo al descubierto, un asunto de dignidad del ser humano. Se practica tanto como para conocer el cuerpo como la mente.

Sirve para trabajar tu propio yo y no tener miedo al fracaso. Para pensar en que hay que pasar a la acción, hay que pensar en el hacer y no en acertar. Si a veces no sale como lo esperábamos es para que volvamos a intentarlo.

Aprenderemos con este viaje que cada uno de nosotros tendría que conocerse mejor, abrir su corazón y mostrarse vulnerable. Que nos cuesta empatizar y escuchar a las personas que queremos y que nos rodean. Y que la conversación con las palabras tiene el don de crear puentes, acercar posturas y arreglar muchos de los problemas de comunicación actuales.

En la segunda está el arte de comunicar. He encontrado una joya de lectura donde Maty Tchey demuestra por qué es una conferenciante y comunicadora de alto impacto. Nos explica cómo lograr ser un arquero de la palabra, un orador que haga llegar su mensaje a la audiencia. Nos enseña a lanzar una flecha para disfrutar del proceso que conlleva esa preparación. El camino está hecho, todo tiene que fluir hacia la diana.

“La honestidad, la humildad, creer en ti y cuidarte y valorar a quienes te rodean por lo que son y no por lo que tienen son algunas claves para que seas creíble al hablar en público”.

Creo que este libro ha sabido captar a través de la experiencia, la esencia de la persona, su vulnerabilidad, sus miedos y la capacidad de afrontar cualquier desafío que te puedas encontrar en la vida.

Comunicar no es una tarea sencilla ni fácil, pero como decía la frase del principio en la que todo lo que está sujeto a reglas se puede aprender, la comunicación eficaz se consigue a base de “practicar, practicar, practicar y cuando ya no puedas más, practicar”.

El blog de Miguel Ángel García

“El instrumento del orador tiene que estar bien afinado y eres tú mismo. Cuídate como a nada ni a nadie en el mundo. Si no te quieres no podrás querer a los demás”.

A la hora de comunicar, de lanzar nuestro mensaje y dirigirnos a otras personas, tenemos que asumir nuestra responsabilidad si el mensaje no ha llegado bien o no ha sido claro y sencillo. La culpa siempre es del emisor, no de la audiencia. La palabra clave es responsabilidad. Seguro que tenemos muchos defectos y cosas que corregir. A esto le llaman oportunidades para seguir en el camino de aprender y mejorar.

La fórmula jamón-pan-jamón.

Tanto el principio como el final de nuestro mensaje han de ser impecables e impactantes. Del orador depende que las últimas palabras pronunciadas queden flotando en los corazones de la gente.

“Busca palabras hermosas para romper el silencio. Al final cierra con una cita, un gesto o sírvete, tal vez de un elemento inesperado. Sé creativo, sorpréndeles y serás tú el sorprendido por la ovación”.

“Arqueros de la palabra. El arte de comunicar” es un libro con duende. Lo he saboreado con todos sus matices y olores, con sus texturas y formas.  Me he impregnado de él. He aprendido. Como dice su autora: “Comprometerse con otras personas y una fascinante vocación de servicio, tarde o temprano se convierten en la piedra angular de nuestra filosofía de vida”.

Nos enseña dos caminos: uno de búsqueda interior y de desarrollo personal. El otro es la importancia de la comunicación, donde el orador aprenderá las claves para que el mensaje llegue a las personas.

“La sensibilidad ante el mundo es el privilegio de las almas cultivadas, aquellas a las que las necesidades materiales no han absorbido por completo”. Maty Tchey.

Gracias.

#Reto47Libros2016

Miguel Ángel García

@alienaragorn

 

10 preguntas para Vicente Ordaz

10 preguntas para Vicente Ordaz

Vicente Ordaz es una de esas personas que tiene el don de la comunicación. Se siente como pez en el agua en esa faceta que todas las personas creo que tendríamos que trabajar un poquito más: aprender a comunicar.

Lleva 20  años dedicándose a esto. Durante mucho tiempo se recorrió toda Europa como comentarista deportivo siguiendo al Valencia C.F. Paso a paso, escalón a escalón ha ido aprendiendo su profesión. Ahora es Director de Informativos de Cadena Cope en la Comunidad Valenciana donde lo podemos escuchar con su estilo inconfundible casi todos los días poniéndonos al día de la actualidad informativa. También modera un espacio de tertulia política que nos mantiene informados de lo que acontece por estas tierras.

Hubo un tiempo en el que fue presentador y moderador de “El Faro”, un programa de televisión de contenido político y de sociedad. También utiliza la prensa escrita a través del ABC para darnos su opinión con un toque de ironía, tan necesaria para aclararse con tanta información relevante y desternillante. Ha dado clases de comunicación durante más de 10 años en diversos Masters.

Vicente es una persona polifacética, tiene entre pecho y espalda una gran experiencia en el manejo de la información, las relaciones sociales, el liderazgo y una comunicación profesional y eficaz.

Gracias Vicente por colaborar en este blog.

1-Llevas mucho tiempo gestionando personas y obteniendo buenos resultados. ¿Qué crees tú que hay que tener para liderar a un equipo de personas?

Ante todo la capacidad para implicar a todos los miembros del equipo. Debes conseguir que todos sientan que forman parte del proceso, todos son importantes, todos deben aportar.  Es un trabajo del día a día en el que es clave que tu trabajes más que el resto. Si el máximo responsable es el primero que está ante cualquier  problema, todo lo demás es más sencillo.

 2-Hay personas como tú a las que se les nota que les gusta su profesión, que la viven y se implican cada día en dar los mejor de sí mismos. ¿Qué te motiva para ir a trabajar todos los días?

Cada uno tiene una motivación para trabajar. Unos lo hacen por dinero, la mayoría por obligación, algunos por competir y mejorar, otros por que deben ocupar su tiempo. Yo lo hago por todas esas razones pero sobre todo para que los míos se sientan orgullosos. Cuando algo te sale bien, me gusta pensar que mi madre, mi hermano, mi gente, mi hijo, se pueden sentir orgullosos. Es lo único que me motiva de verdad.

3-Hoy en día, tenemos una cantidad increíble de información. Es muy difícil hacer una buena selección y filtrar la que nos puede ser útil e importante. ¡Nos bombardean por todos los sitios! ¿Cuál es tu procedimiento para analizar la información y qué herramientas utilizas?

Trabajando en un medio de comunicación, el proceso es muy simple. Tu debes filtrar la información que entiendes es importante para el oyente. Información de servicio y aquello que le puede ser de utilidad. Fuentes de información desde una radio se manejan muchas, y más allá de los canales oficiales el resto forma parte de tu trabajo en el día a día.

 4-Las redes sociales hoy en día son imprescindibles para dar a conocer nuestra marca personal, ya sea como individuo o como empresa. Nos sirven para afianzar una imagen coherente con los valores que promulgamos. ¿Qué redes sociales utilizas y qué crees que aportan?

Utilizo Twitter y Facebook, y creo que no tardaré en aparecer en Instagram o Periscope. Las redes son básicas en mi trabajo, especialmente en la relación con el oyente. Ahora tenemos una información sobre sus gustos y opiniones de las que carecíamos hasta hace poco. He de reconocer  que las he tenido descuidadas, pero me he puesto porque son más que importantes, sobre todo para un periodista.

 5-Somos seres sociales. Para desarrollarnos personal y profesionalmente tenemos que conectar con los demás. Como dice el proverbio africano “Si quieres ir rápido camino solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”. ¿A quién tienes que estar agradecido por haberte acompañado hasta dónde estás?

A todos aquellos de los que he aprendido, pero sobre todo a Sergio Peláez, que como director de Cope en la Comunidad Valenciana me dio la primera oportunidad de ponerme al frente de un equipo de trabajo. Le debo mucho por aquella oportunidad sin la que el recorrido posterior no hubiera tenido razón de ser.

6-Te apasiona la NBA. Recuerdo en los 80 los duelos entre dos cracks del baloncesto como eran Magic Johnson y Larry Bird. Dos ejemplos de líderes que marcaban la diferencia. ¿Qué líderes te han inspirado para seguir y no abandonar?

En la NBA Michael Jordan. Es el ejemplo de como a pesar de tener más talento que nadie, su competitividad, su ansia por ganar y su orgullo lo llevaba a trabajar y esforzarse más que nadie. Es la prueba de que sin trabajo y esfuerzo no se llega a ningún lado.

7-En este mundo híper-competitivo es difícil destacar y conseguir tus objetivos. Pensamos a corto plazo y a veces si no conseguimos lo que buscamos rápidamente desistimos y abandonamos. Quizás una de los secretos de las personas que llegan donde se lo proponen es planificar a largo plazo, modificando la hoja de ruta si es necesario y ser constante. ¿Qué tres claves darías a las personas que quieren alcanzar sus metas?

Paciencia, perseverancia y creer en uno mismo. Si no lo haces tu, nadie lo hará por ti, y si tienes prisa, el “tortazo” lo tienes asegurado. Y eso si, da el máximo todos los días. TODOS!!!

 8-Tengo la sensación de que hay demasiada demagogia en los mensajes de los políticos. Aunque estamos acostumbrados a creernos casi todo lo que nos dicen estos servidores públicos y luego casi nunca hacen lo que dicen cuando consiguen su sillón pertinente. ¿Qué crees que les falta a los políticos para que su mensaje sea más creíble y sea capaz de convencer?

Que bajen al nivel del ciudadano, al día a día de las personas . Estos días hemos conocido por ejemplo que sólo 26 de los diputados del Congreso han renunciado a su indemnización por la disolución de la cámara ante nuevas elecciones. Tras solo cuatro meses de legislatura lees eso, y creo que ya da igual lo que te digan… 

9– ¿Qué película recomendarías como ejemplo de valores, integridad y lucha constante para no darse por vencido?

Rocky, por su superación personal. Es la prueba de como con poco talento y mucho esfuerzo y confianza en uno mismo se pueden conseguir las metas que te propongas. O también Hombres de Honor, la historia de un marino afroamericano del ejército de los EEUU que consigue el rango de buzo de la marina a pesar de la segregación racial de aquel tiempo, y como mantiene su rango tras perder una pierna en un accidente.

 10-Ésta es la última Vicente. ¿Qué libro, blog o persona que crees que aporta un valor diferencial comunicando recomendarías?

Pues aunque no te lo creas te voy a recomendar el de un político, y no el de uno cualquiera. Las memorias de Richard Nixon. Es el único presidente de los EEUU obligado a dimitir antes del final de su mandato por el escánadlo Watergate. Pero era un comunicador puro, alguien que sacaba el máximo posible de cada comparecencia pública. Alguien que nunca dejó indiferente a nadie, que en resumen es la clave de lo que debe ser un comunicador.  

Gracias Vicente.

10 preguntas para Inés Torremocha

10 preguntas para Inés Torremocha

10 PREGUNTAS PARA INÉS TORREMOCHA

Inés es una de esas personas que siempre te aporta una sonrisa y buen rollo. Todas las veces que he coincidido con ella en alguna conferencia de ASNIE (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional en Valencia) me ha dado muy buenas sensaciones, un feeling que te transmiten esas personas que saben adónde van, lo que quieren y están dispuestas a esforzarse al máximo para conseguirlo. Como observador y seguidor de su perfil en las redes sociales, diría que Inés le da bocados a la vida aprovechando cada instante con mucha pasión e ilusión. Como dice ella misma: “quiero ser una persona cercana, capaz de transmitir la importancia de que se enamoren de lo que hacen, que se ilusionen cada día con cada cosa que realicen, por pequeña que sea”.

Desprende una energía desbordante e ilimitada (¡lleva catorce años haciendo Kitesurf!) y la música le apasiona, es una rockera. También es muy activa en redes sociales como Facebook, twitter e Instagram con una marca personal sólida y coherente donde aprovechar con pasión los buenos momentos de la vida podría ser uno de los títulos de su canción preferida.

Este año se ha lanzado como mujer de acción y valiente que es a ofrecernos en YouTube unas píldoras sobre Desarrollo Personal, Motivación, Psicología Positiva y Felicidad. Estudió Psicología y se dedica al mundo de las ventas. Siente una gran pasión por las personas, por las relaciones sociales y por su trabajo. Ella se define como Inconformista, Vulnerable, Imperfecta y Feliz. Hoy la vamos a conocer un poco más con las 10 preguntas para Inés. Te recomiendo seguirla en www.inestorremocha.com

Gracias Inés por tu colaboración.

1­. Qué complicado es escapar de esa zona de confort y de seguridad que nos puede proporcionar un trabajo con una nómina y una relación personal o de amistad, una rutina que nos acomoda y evita que pasemos a la acción aunque no nos guste lo que hacemos. Comentaste que habías tenido que vencer tus miedos y salir de tu zona de confort para estar cada lunes en tu canal de Youtube explicándonos cómo podemos mejorar nuestra vida. ¿Qué hizo que afrontaras ese miedo a ponerte delante de una cámara? ¿Por qué decidiste dar ese paso?

En primer lugar, porque la zona de confort me resulta ¡aburridísima!

El “porqué” empecé a grabar estos vídeos tiene que ver con un verbo que intento practicar todos los días: EMPEZAR. Hará unos seis meses, decidí que quería compartir con el mundo algo más que los Post alojados en mi blog, sentí la necesidad vital de fusionar el mundo de las emociones que tanto me apasiona con mi vena más literaria. Analizando en profundidad la situación, identifiqué que necesitaba a mi lado un equipo de profesionales para poder desarrollar esta aventura y aquí es donde llega Vida Escrita y “qué hizo que me enfrentase al miedo escénico”. Desde Vida Escrita me pidieron que lo hiciese…y cuando confías en las personas con quienes construyes sueños, pues no te lo piensas dos veces! Aunque vosotros veis apenas un par de minutos en la toma, al principio, ¡grababa hasta treinta tomas por cada vídeo!, palpitaciones, mente en blanco, no conseguía decir lo que realmente quería expresar, en fin, un “enfrentarme a mis miedos” de libro!

Ahora que recibo un feedback tan positivo, te diré que con que haya una sola persona a la que pueda aportar algo valioso con estos vídeos, lo seguiré haciendo.

2­. ¡Las normas son aburridas! Comentabas en tu post “Qué pasaría si”. Estoy de acuerdo. Creo que hay que diferenciar entre las normas que evitan grandes problemas como podría ser circular por la derecha para no ser atropellado ;) y las que nos imponen o dicen que hay que seguir para que sigamos a la manada como por ejemplo la barbaridad de devolver a refugiados a su país ¡pero si han huido de él!. Al comienzo de sus libros Borja Vilaseca ya te advierte que no te creas nada de lo que leas, que busques otra fuente de información, que preguntes, que no te conformes. Como dices tú Inés:

Prohibido NO vivir.

Prohibido NO arriesgar (Te).

Prohibido NO equivocar (Te).

Prohibido NO amar (Te).

Prohibido NO sentir (Te).

¿Qué hace Inés para no ser una más, para no seguir a la manada, para ser tan auténtica?

Me bailo la vida a diario, Miguel Ángel, y adapto la banda sonora a cada circunstancia. He aprendido (y continúo aprendiendo) a tomar las decisiones que encajan con mi forma de ser y de pensar y no las que encajan con lo que los demás esperan de mí. La mayoría de las veces, coinciden ambas cosas, pero no siempre, y es ahí cuando tengo que concentrarme en seguir adelante pese a frustrar las expectativas de los demás.

No sé si eso me hace diferente, pero te aseguro que me hace sentir más YO que nunca.

3.­ Una de tus facetas es la de escribir relatos (uno de ellos incluido en el libro “Las 7 virtudes de la humanidad”), poesía, entradas en el blog y tus fantásticas IneStories (esas historias cortas, intensas, tuyas y nuestras donde cualquiera con ganas de escribir y aportar puede colaborar)…

A mí me pasa que en ocasiones escribir me permite expresarme de una forma distinta en la que me encuentro muy cómodo plasmando con palabras lo que pienso y siento en una página en blanco. Es todo un reto que recomiendo ¡Tienes tantas posibilidades esta forma de comunicar! ¿A ti por qué te llena tanto escribir?

Buff! Acabas de mencionar otro de mis verbos preferidos “ escribir”…no he dejado de hacerlo desde que aprendí, es la manera en la que más feliz y plena me siento comunicando. Poner palabras escritas a emociones, sentimientos, proyectos personales o profesionales, al amor en cualquiera de sus versiones…es mi hábitat más natural, mi forma más instintiva de expresarme y mi mayor fuente de autoconocimiento. Escribir me mantiene vinculada a la vida.

10 preguntas para Inés Torremocha

4.­ Siguiendo con las palabras, doy por hecho que eres una gran conversadora. Por lo que te sigo en tus tuits, en Facebook, en Instagram y las veces que he podido hablar contigo, tienes muy buena capacidad para comunicar. Creo en el poder de una conversación de calidad, sin postureo, ni fachadas, mostrándonos cómo somos por dentro. ¿Con quién te gustaría mantener una conversación de calidad?¿Quién te ha inspirado a ti?

En un contexto de imposibles, me hubiese gustado tomar un café con Jesucristo, sin entrar en matices religiosos, creo que fue un líder entre los líderes y tendría (al menos) 10 preguntas para Él! ;­) Y con alguien más accesible, o al menos más a mano, me encantaría charlar un rato con Elsa Punset. Tuve la suerte de pasar un buen rato con su padre, Eduard Punset, durante un evento de trabajo en Berlín y me encantó. También tendría varias preguntas para Elsa, la admiro, la sigo, la leo y creo que es fuente inagotable de inspiración.

5.­ El otro día vi una foto tuya donde te daban un premio tus compañeros por las ventas realizadas (y por la calidad de esas ventas, sabemos que hay “despachadores” en lugar de vendedores que muchas de sus ventas acaban en devoluciones). Para vender también se necesita ética y empatía. Descubrir las necesidades de un cliente se consigue haciendo las preguntas adecuadas para acabar vendiendo el mejor producto y que el cliente acabe diciendo: ­­—Mirar lo que he comprado (no lo que me han vendido). Estableciendo una relación de calidad con nuestros clientes podremos conseguir una fidelización.  Inés, como profesional de las ventas ¿Qué crees que tienes tú que no tenga la competencia? No se puede generalizar, pero… ¿Cómo ves como cliente la atención en la venta, te encuentras pasión y profesionalidad, pero también desidia y falta de motivación?

Para empezar, te diré que adoro y agradezco la existencia de mi competencia, porque sin ellos, mi puesto de trabajo no existiría. Sin ellos, mis clientes no tendrían con quien compararME. De mis competidores aprendo qué es lo que sí que funciona y qué es lo que no debo de hacer jamás, y mi objetivo siempre está encaminado a que sea a mí a quien elijan nuestros clientes, y por extensión, a que elijan el producto que represento. Siempre he considerado a mis competidores como compañeros de trabajo que luchan por dignificar este oficio tan apasionante.

Y acerca de mis experiencias de compra como clienta, pues veo de todo, recientemente he vivido una situación en la que un comercial realizó todo aquello que nunca debes de hacer con un cliente, no se dejó nada del listado de “5 acciones infalibles para que tu cliente salga corriendo”. Pero por suerte, tengo muchos compañer@s que dignifican nuestra profesión y hacen de ella un oficio apasionante!

6.­Ahora vamos con tu faceta de habilidades sociales. Has estudiado psicología y te apasionan las personas, las emociones y la vida. ¿Cuáles son los valores que piensas deben tener las personas que están conectados de alguna manera a tu vida?

Recuerdo que la primera vez que hablé con mi querido Andrés Ortega, él se definió como una “bestia social” y es un adjetivo con el que me identifico absolutamente, ¡soy una bestia social!

En mi vida hay sitio para muchos perfiles, porque como bien dices, me apasionan las personas. Podremos estar más o menos de acuerdo en según qué asuntos, pero si eres de los que han venido a la vida para llorar, reír, luchar por lo que crees que es justo, pelear por tus sueños, aprender de las etapas más duras, si eres de los que se la juega, de los que se queda en las duras y en las maduras, si eres de los que disfrutan, de los que aman, aman y aman…estarás conectado a mi vida, seguro!

7.­ La música es una parte muy importante en tu vida. La música fuerte, cañera, rockera que te hace saltar y bailar en un concierto o en tu casa, que emociona, nos hace vibrar y nos hace sentir vivos. Hay canciones que nos ponen las pilas. ¿Qué canciones son para ti un chute de adrenalina que hacen que te comas el mundo? Buff! Son muchísimas! Cualquiera de Halloween, Guns and Roses, Extremoduro, AC/DC, Led Zeppelin…Pero te apunto tres de mis Hits preferidos: ­

-“ Nothing to say” de Angra. ­

-“Thunderstruck” de AC/DC.

-­ “ You could be mine” de Guns&Roses

8.­ Inés, no paras nunca ☺. La Inteligencia Emocional es una de tus prioridades a nivel personal y de formación. Creo quemuchas personas no acabamos de comprender la dimensión de conocer nuestras emociones e interpretar las de los demás. Pienso que conectaríamos y entenderíamos mucho mejor a las personas y lo que también considero muy importante: conocernos a nosotros mismos. ¿Crees que hace falta más Inteligencia Emocional en la sociedad?

Como persona que lleva mucho tiempo aprendiendo y estudiándola y por tu formación en Psicología, ¿En qué mejoraría incluir la Inteligencia Emocional en el sistema educativo? 100% de acuerdo con la introducción que haces a la pregunta, Miguel Ángel, nadie nos enseña cómo identificar emociones (esta tarde justo grababa uno de mis vídeos en el que abordaba este tema). Últimamente sigo cualquier artículo que tenga que ver con llevar la Inteligencia Emocional a las aulas, es absolutamente necesario que nuestros menores, no sólo aprendan a identificar sus emociones y las de los demás, también debemos ayudarles a que generen recursos propios para regularlas, porque este proceso determinará cómo se van a comportar después en su edad adulta, qué les guiará en su toma de decisiones y qué actitudes dirigirán su vida en general.

Creo que formar niños, emocionalmente inteligentes, debería de ser uno de los objetivos básicos en nuestro sistema educativo.

9. ­Ya solo quedan dos preguntas…Dado que se te da tan bien salir delante de las cámaras y por tu facilidad de comunicación y de multiplicarte para llegar a casi todos los sitios en las Redes Sociales lanzando un mensaje con valor y coherencia ¿Qué consejos puedes dar a los que empiezan a comunicar y a los que no se atreven porque tienen miedo al ridículo?

¡EMPEZAD! Con todo el sentimiento de responsabilidad que esto conlleva, pero que empiecen. Yo estuve muchos meses en un tímido plano, observando a aquellas personas que veía que lo hacían genial y por las que me sentía (y en muchos casos sigo sintiendo) deslumbrada, aprendiendo cómo lo hacían, y poquito a poco, vas encontrando un lugar en el que sientes que puedes sumar a un fin común.

Todos tenemos algo INÉDITO que regalarle a este mundo, y en el momento en el que encuentras ese “ algo” que a ti te resulta tan natural compartir y que hace sentir bien a terceras personas…entonces, ya no puedes parar!

También les animo a que lo hagan con ganas, con respeto por las opiniones de otras personas y con ánimo de hacer crecer a los demás.

Y que cronometren los tiempos que dedican a las Redes! (por experiencia)…Porque nuestra vida fluye por el 2.0 pero es aquí afuera donde desarrollamos nuestros sueños y proyectos, en el 1.0, piel con piel. Nada puede sustituir un encuentro offline.

10.­Una de tus películas favoritas es “En busca de la felicidad” de Will Smith (y su hijo). Esta película nos enseña que los sueños hay que buscarlos, que a pesar de todas las dificultades (y encontraremos muchas) y de que parezca que no vamos a lograr nunca nuestro objetivo o que haya gente que no crea en él, hay que ser constante, mantener el foco y buscar ese sueño con toda nuestra alma. ¿Cuál es tu sueño? (si lo puedes contar ) ¿Qué libro recomendarías a los lectores del blog? Mi sueño es escribir libros que emocionen, que te hagan pensar, que te hagan vibrar, que te hagan crecer o temblar, que te exciten incluso! Escribir textos que no quieras dejar a medias, mi sueño es conseguir encontrar un ritmo de palabras que te enganchen a la vida, que te hagan soñar, que no te dejen indiferente. Crear trajes a medida bordados con palabras que recibas como un abrazo. Siento que tengo mucho amor que dar (y recibir) y mi mejor manera de expresarlo es escribiendo.

Y como recomendación, os propongo uno de estos libros que no te dejan indiferente: “El mundo Azul, ama tu caos” de Albert Espinosa.

(Mil gracias por este paseo tan agradable en tu rincón digital, del que tanto disfruto! De verdad, es un honor para mí. GRACIAS)

Inés, muchas gracias por colaborar, aportar valor y hacer crecer este blog con tus opiniones.

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas

 despertador photo

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas es porque no quieres enfrentarte a un nuevo día, porque sabes que te vas a levantar de la cama y no tendrás la ilusión que deberías, intuyes que no estás a gusto, que tienes un malestar que no sabes identificar, que no te sientes realizado y crees que tu vida no lleva el rumbo que te gustaría, que esa no es la vida que quieres tener.

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas es porque sabes que en un rato vas a ir a trabajar a una empresa que te tiene metiendo datos en un ordenador diez horas al día y que lo único que sabe de ti es tu nombre (y da gracias). Esas diez horas también te las puedes pasar pegado al teléfono escuchando a clientes cabreados, arreglando ropa en una tienda de moda o moviendo bultos de un lado a otro. Sabes que tienes un “chef” o una “chefa” que te trata como un número más, que no valora tus opiniones ni las tiene en cuenta porque piensa que “todas las buenas ideas tienen que salir de él/ella” ¿Y si le quitaras luego el puesto? Sí, lo sé esto no es ser un líder, pero ves a buscar uno…

Tu desarrollo profesional no les importa mucho (Esto no es una generalización, hay empresas donde se preocupan por su gente, sólo tienes que encontrarlas) No te encuentras a gusto ni te sientes valorado trabajando de “empleado numérico”, casi sin emociones y claro está, procura no mostrar tus sentimientos siendo vulnerable porque puedes ser señalad@. No puedes cometer errores, no puedes ser humano. Algunas empresas prefieren personas autómatas que hagan su trabajo de forma mecánica. No plantees cambios ni mejoras en los procedimientos porque será complicado que un ejército de elefantes acabe apreciando ese cuadro impresionante lleno de luz y colores que has pintado en forma de idea. Esas empresas pueden que no se den cuenta de que es más importante cometer errores de los que aprender que ocultarlos en un ambiente de ficción para que no salgan en ninguna estadística. 

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas para ir a tu trabajo suele ser porque la gestión de personas o mal llamada RRHH junto con los demás departamentos (en una empresa todos los departamentos son responsables del clima laboral) no mima a sus colaboradores como debería, no acaba de empatizar y captar las necesidades de sus empleados, no les da la formación adecuada y adaptada a los tiempos de digitalización en los que estamos. No potencia sus habilidades porque el procedimiento no está preparado para eso. No pregunta, no se interesa sinceramente por sus empleados salvo cuando se trata de productividad. Los valores de esa empresa están ausentes. Quizás tampoco se comunique la información por los canales adecuados y se haga unidireccionalmente con el sesgo propio del que la da cuando sería más efectivo para tod@s hacerlo de forma transversal y bidireccional, que la comunicación fluyera sin barreras y sin miedos.

Como metáfora de la comunicación imagina que en una organización un río es la comunicación que se emplea para informar a todos los empleados. El río desde que nace en las montañas hace un recorrido que llega hasta el mar. Siempre es el mismo, lleva muchos años haciéndolo y nunca se desvía. Pero de repente comienza a abrirse camino desde el río un afluente, y luego otro y otro. De estos afluentes nacen arroyos que a su vez también surcan nuevas tierras dotándolas de agua y vida. Su cometido de hacer llegar el agua a la máxima extensión de tierra crea un nuevo panorama donde antes sólo había tierra seca ahora hay vegetación, animales y mucha vida. Donde antes no llegaba el agua ahora hay vida. Donde antes no llegaba la información, ahora hay comunicación ¡Todos ganan!

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas te puede pasar como a Tony Hsieh, dueño de Zappos (Exitosa tienda de zapatos online) que tenía un trabajo envidiable y muy bien remunerado y un buen día tuvo que sonar hasta seis veces el despertador para que pudiera levantarse. El hombre se dio cuenta de que tenía que cambiar de trabajo y eso decidió hacer desde su mentalidad práctica: —si no tengo ganas de levantarme será porque no me ilusiona ir, así que ¿para qué voy a perder el tiempo?— Y es que nuestro cuerpo es muy sabio y te avisa…

Cuando el despertador suena seis veces y no te levantas, no te engañes, no te inventes excusas, es el momento de actuar, es el momento de cambiar, de empezar una nueva etapa en tu vida.

TÚ DECIDES.

Gracias.

La vida continúa. Protagonízala

Miguel Ángel García

@alienaragorn

wwwelblogdemiguelangelgarcia.com

Fuente consultada: ¿Y si realmente pudieras? Pilar Jericó

Si quieres cambiar: Acción, Haz, Equivócate y Aprende

 

Si quieres cambiar: Acción, Haz, Equivócate y Aprende

Planificar y planificar hasta la extenuación con tal de evitar pasar a la acción. ¡Qué difícil es pasar a la acción! ¡Cuánto nos cuesta!

El título de este post: Acción: Haz, Equivócate y Aprende es uno de los capítulos de mi libro “La vida continúa. Protagonízala” .

¿Por qué hay que darle tanta importancia a la acción? Porque la diferencia entre las personas que consiguen lo que se proponen y las que no, estriba en la Acción: Haz, Equivócate y Aprende.

Pero ¿qué nos impide hacer cosas, inmoviliza y nos deja en la “inacción”? El miedo, la incertidumbre y la inseguridad son tres elementos fundamentales para seguir sobreviviendo y no viviendo, para ser zombies melancólicos y evitar dar bocados llenos de vida a la realidad actual.

Peter Gollwitzer, profesor de Psicología de la Universidad de Nueva York, investigador en del ámbito social, cognitivo y de la percepción nos dice lo que son las intenciones de implementación o desencadenantes de la acción para dar el paso de la planificación a la acción. Explica que el problema de gestionar nuestros objetivos está en transformarlos en acciones. Para ello debemos de utilizar frases concretas que especifiquen cómo llevar a cabo los objetivos. Hay que evitar a toda costa generar frases difusas y genéricas. Un ejemplo:

—Mañana voy a hacer deporte (Genérico)

—Mañana voy a correr 5 kilómetros por la montaña (Específico)

“La intención de implementación es una definición de lo que una persona hará para comenzar a cumplir su objetivo, en términos de tiempo, lugar y tarea”.

Gollwitzer sostiene que el valor de los desencadenantes de la acción reside en el hecho de que anticipan la decisión. Cuando se anticipa una decisión “pasamos el control de nuestro comportamiento al entorno y se protegen los objetivos de las distracciones tentadoras, los malos hábitos y los objetivos en conflicto”.

“Transformar nuestros planes en acciones es sin duda una clave importante del éxito en lo que emprendemos”.

La resignación es otra de las claves por las que no pasamos a la acción. «No me gusta mi trabajo, no me gusta mi vida, no hago deporte, me cuesta levantarme por la mañana… en realidad ¡No me gusta nada de lo que hago! ¡Qué caprichoso es el universo con nosotr@s, se ha confabulado para que no seamos felices!» Pero puede que lo que hay ahí fuera (otras oportunidades de trabajo, otra forma de hacer las cosas, una mayor responsabilidad de nuestros actos) no nos convence demasiado como para pasar a la acción y comenzar una nueva época de cambio para mejorar nuestra vida (y la de los demás)

Si quieres cambiar: Acción, Haz, Equivócate y Aprende

¿Por qué crees que nos cuesta tanto cambiar? Según Pilar Jericó en su último libro “¿Y si realmente pudieras?: “Tenemos una necesidad constante de buscar seguridad en nuestras decisiones. Nos agarramos como a un clavo ardiendo a trabajos, a parejas o lo que nos haga sentir seguros. Nuestro cerebro prefiere la seguridad a la felicidad”.

Y esa falta de acción y búsqueda de ¿seguridad? en el ámbito laboral también se desprende de la encuesta que cita como fuente Universia España sobre el Índice de Felicidad Organizacional (IFO) donde el 78% de los trabajadores españoles están descontentos con su trabajo. En cuanto a la conciliación laboral, un 41% están “muy en desacuerdo” con la afirmación de que en sus empresas se promueven políticas de conciliación laboral y el 18% están en “desacuerdo”. La pregunta sería ¿Por qué no cambiamos y pasamos a la acción? La respuesta la tenemos  en cada un@ de nosotr@s. Échale un vistazo a este post: El triunfador adicto al trabajo que te roba la vida.

Más allá de este baile de cifras hay un hecho incuestionable: Nos cuesta horrores cambiar y pasar a la acción por mucho que no nos haga feliz la vida que tenemos. Vuelvo a repetir la frase “Nuestro cerebro prefiere la seguridad a la felicidad”. ¿Cuál es la solución?

ENGAÑA A TU CEREBRO.

Ya lo decía Joe Dispenza en “Deja de ser tú”: “Nuestra rutina cotidiana y los pensamientos y sentimientos de siempre perpetúan el mismo estado de ser, el cual crea las mismas conductas y la misma realidad. Si queremos cambiar algún aspecto de nuestra realidad, tenemos que pensar, sentir y actuar de nuevas formas, tenemos que «ser» distintos en cuanto a cómo respondemos a las experiencias. Tenemos que «convertirnos» en otra persona y crear el nuevo estado mental necesario para observar un nuevo resultado con esta nueva mente”.

Otra de las razones para que no pasemos a la acción es que nos ponemos metas lejanas e inalcanzables. Si no tenemos la sensación de que podemos lograr nuestros objetivos y éstos están distantes en el tiempo, menos factible será su consecución. Si no vemos el efecto inmediato, nos rendimos fácilmente.

“Dejamos de hacer las metas porque vemos el futuro de manera abstracta y el presente de manera concreta”. Mago More

¿Qué secreto tenía Mark Twain para pasar a la acción? “El secreto de conseguir que se tire adelante está en conseguir que se arranque. El secreto de conseguir que se arranque está en descomponer las complejas tareas que te abruman en otras pequeñas y manejables, y arrancar entonces con la primera”

 Gracias.

La vida continúa. Protagonízala

Miguel Ángel García

@alienaragorn

Fuentes: Universia España.

¿Y si realmente pudieras? La fuerza de tu determinación. Pilar Jericó.

Cambia el Chip. Chip y Dan Heath.

Deja de ser tú. Joe Dispenza.

Superpoderes del éxito para gente normal. Mago More.

10 preguntas para Isabel Iglesias

10 preguntas para Isabel Iglesias
Comencé a leer el blog de Isabel Iglesias “Descubriendo Talento” a finales del 2013. Era un blog de diferente, incisivo y crítico que me gustó por la honestidad de sus palabras. Decía las cosas claras, sin aditivos ni edulcorantes. Escribía de Selección de personal, Recursos humanos, Employer Branding, y la utilización de las Redes Sociales para identificar el talento.
A Isabel la conocí en la presentación de su libro “El Dilema del Directivo”, aportaba frescura y una visión desde dos puntos de vista: la del directivo y su experiencia gestionando personas y la de la experta en Recursos Humanos. Coescrito con Daniel Sánchez Reina, un experto en mejorar la competitividad de las empresas y las habilidades directivas. Fue una presentación amena y divertida donde Miguel Ángel Díaz y Carmen Soler Pagán ejercieron de presentadores acompañando a Isabel en un día tan especial.
Después se uniría a su socio Víctor Candel (Employer Branding) y fueron creciendo y aprendiendo juntos hasta crear Etrania, Especializados en Reclutamiento 2.0, Employer Branding y Transformación Digital. Son Referentes en su sector.
Isabel es licenciada en Derecho, experta en Recursos Humanos, Coaching, PNL y docente en varias Universidades. Conferenciante y escritora.
Gracias Isabel por acceder a colaborar en mi blog con estas 10 preguntas:
 1.Isabel, conectamos hace más de dos años en las Redes Sociales, desde entonces, he visto cómo has evolucionado y has generado una marca personal muy potente en el ámbito del Employer Branding, Transformación Digital y Recursos Humanos. Pude comprobarlo in situ en una Master Class sobre búsqueda de empleo a través de las redes sociales que ofrecisteis en Esic Valencia. Sin embargo he comprobado que no es nada fácil crear una marca coherente y de prestigio que haga que te contraten. ¿Dónde crees tú que está el secreto para conseguir que te perciban como experta y referente, dónde está la Magia de las Redes que llamarías tú?
Básicamente en ser uno mismo. No hay nada como ser transparente y mostrarse tal cual uno es, sin trampa ni cartón. Para mi la coherencia es mi “pequeña” gran obsesión personal. Reconozco que es algo que me preocupa y ocupa mucho. Llevo muy mal las personas que dicen una cosa y hacen otra. Es por eso que muchas de mis decisiones están tomadas basándome en la coherencia.
La gente está cansada de los fuegos de artificio y de marcas que parecen “de otro mundo” e inalcanzables. Lo que la gran mayoría de las personas buscamos en los demás es cercanía, transparencia y humildad, algo que. por otro lado, empieza a resultar un poco difícil dado la propensión al postureo que impera en las redes sociales.
 2.Recursos humanos, recursos inhumanos fue un post que escribí sobre la necesaria evolución en este sector y la ausencia de sensibilidad con las personas. Me gusta la descripción del Blog de Sonia Muriel que dice: “Mi casa 2.0 es un espacio abierto dedicado a la reflexión sobre temas relacionados con la gestión de personas, mal llamado Recursos Humanos”. ¿Cómo está el panorama de la gestión de personas en las organizaciones y si estamos evolucionando o involucionando?
La gestión de personas en las empresas ha involucionado en estos últimos años, especialmente en los que más se recrudeció la crisis. Poco importaba la gestión de personas en ese momento. Muchas organizaciones estaban inmersas en simplemente sobrevivir y, no pudieron o no quisieron, tener en cuenta las consecuencias de las draconianas políticas de ajustes en las empresas.
Todo ello ha dado lugar a que muchas empresas hayan perdido muy buenos profesionales por el camino y lo han sustituido por simples empleados que usan como meras piezas intercambiables.
Me resulta alarmante que muchas empresas no sean conscientes de lo que supone hoy en día no poder tener del talento necesario o de una adecuada gestión de personas porque, en el fondo, se están jugando la propia continuidad de la organización.
Es vital que las empresas empiecen a colocar a las personas en el centro del negocio y a ser conscientes del papel fundamental que juega el hecho de que su empresa pueda tener una marca atractiva para atraer talento.
Es lo que, en definitiva, distingue una empresa excelente de una mdiocre.
 3.En tu post más leído “3 razones por las que no trabajaré en tu empresa” expones que algunas empresas sólo quieren “empleados” y que apuestan menos por el talento. Ya lo decía Henry Ford: “Quiero dos brazos para trabajar no una cabeza para pensar”. También comentas que, aunque estés buscando un nuevo proyecto profesional, no vale trabajar en cualquier empresa, que hay que informarse, preguntar, ver que clima laboral puede tener y cómo gestionan a las personas. Sabemos que hay diferentes tipos de trabajos y de funciones que desempeñar dependiendo en qué empresa te encuentres. ¿Se busca talento o dos brazos para trabajar? ¿Se busca knowmads o empleados automáticos y conformistas?
De momento muchas empresas siguen buscando brazos para trabajar, autómatas que obedezcan órdenes y que, en la media de lo posible, no cuestionen el status quo de muchas empresas.
Sin embargo, también es verdad que estoy empezando a ver empresas que están seriamente preocupadas por la gestión de su plantilla y que están trabajando ya en esa línea. Organizaciones que saben que su negocio no va a poder seguir creciendo si no son capaces de dar algo más a sus empleados y potenciales candidatos. Empresas que están trabajando de forma activa su employer branding, conscientes de que posiblemente marcará su diferencia frente a la competencia.
4.Dos de los capítulos del “El dilema del directivo”: “el dilema de la autoridad cuando no se reconoce la autoridad de un superior” y “el dilema del jefe mediocre, cuando el equipo brilla más que el jefe”, constatan que la mediocridad es un océano extenso, que no es fácil encontrar personas con talento que sepan liderar equipos sin caer en el autoritarismo. Claro está que un gran líder escoge el estilo de liderazgo más oportuno para cada momento. “Al poder le ocurre como al nogal, no deja crecer nada en su sombra”. Antonio Gala. ¿Quién ha sido tu líder de referencia? ¿Cómo hacemos para tener más líderes y menos jefes?
Si te soy sincera no he tenido líderes de referencia. Más bien ha sido al contrario. He tenido jefes que me han influido mucho sobre lo que yo NO quería. Desafortunadamente sufrí mobbing en mi primer trabajo y te aseguro que es una experiencia que a uno le marca de por vida. Desde aquella experiencia me juré a mi misma que jamás permitiría que nadie me humillase como lo hizo aquella persona cuando yo acababa de empezar mi carrera profesional. En España hay muy mala calidad de directivos. Muchos de ellos no podemos casi ni considerarlos jefes. Son como pequeños reyezuelos en sus reinos de taifas que hacen y deshacen a su antojo pisoteando al que se cruce por su camino. Lo más triste de eso es que muchas veces esto sucede con plena connivencia de la dirección general con lo que es muy difícil poder realizar cambios.
Es fundamental que los directores generales de muchas empresas empiecen a pensar qué tipo de empresa y de directivos quieren para su empresa ya que de lo contrario este tipo de “jefes” seguirán campando a sus anchas sembrando el terror.
10 preguntas con Isabel Iglesias
5.El exceso de información al que tenemos acceso hoy en día y la presencia en las Redes Sociales puede provocar que nuestro tiempo no sea muy productivo e incluso se malgaste navegando y viendo demasiadas cosas. Como experta en Transformación Digital, ¿Qué tres consejos darías para aquellas personas que quieren potenciar su marca personal para encontrar un nuevo proyecto profesional?
Voy a ser muy concisa en este sentido porque pienso que son 3 las ideas claves:
– Marcarse un objetivo claro, realista y concreto
– Definir una estrategia
– Marcarse un plan de acción que vaya alineado con los objetivos
 6. ¿Qué distingue a Etrania? ¿Por qué aporta un valor diferencial?
Etrania es el resultado de un sueño, de las ganas de dos profesionales de hacer las cosas de manera diferente. Para nosotros las personas son muy importante. Es por ello que, por ejemplo, la experiencia del candidato es algo clave en los procesos de selección que hacemos. Nos gusta que la gente que hace un proceso de selección con nosotros se sientan especiales y diferentes. Y sobre todo bien tratados.
A eso se suma la experiencia que tenemos de más de 3 años en las redes sociales con nuestros blogs personales y que  aportamos de forma diaria con nuestros clientes de tal manera que estamos en disposición de poder ofrecer contenido nuevo y diferente de forma habitual a los retos que nos presentan las empresas.
7.Un estribillo de la canción de Macaco “Si somos hijos de un mismo dios” dice así:
Luis, con el mundo, lleva una vida muy social
en la Red un millón de amigos,
dice: No te pueden fallar
pero en su casa hace un mes
que nadie cruza su portal
la banda sonora: Solitaria comunidad.
¿El 2.0 engulle al 1.0? ¿Somos conscientes de que si no somos capaces de trasladar nuestras relaciones de las Redes Sociales al mundo real de las personas donde poder tomarse una cerveza o un café nos pasará como a Luis?
El 2.0 sin el 1.0 no tiene ningún sentido. Cuando conoces a gente en el 2.0 con la que conectas, el paso lógico es poder conocerlos en persona y tomarte algo con ellos. Yo conocí a mi socio Víctor Candel gracias a las redes y pronto nos dimos cuenta de que teníamos mucho feeling profesional. Fue cuestión de tiempo que nos planteásemos hacer algo juntos y al final surgió Etrania, un proyecto nacido al calor de las redes.
La colaboración con Daniel y el libro “El dilema del directivo” fue también el resultado de un encuentro 2.0. De hecho hasta que no fuimos a la editorial a cerrar todos los detalles del libro no nos conocimos y llevábamos ya 9 meses trabajando sobre un libro.
8.Me acuerdo perfectamente del día que te envié un mensaje por el móvil para preguntarte cómo iban las ventas del libro, estaba leyendo un libro y te pregunté cuál estabas leyendo, me recomendaste “El Elemento” de Sir Ken Robinson. Un libro imprescindible y que recomiendo en mi lista de libros. Esta es fácil ¿Cuál es tu elemento? ¿Crees que las personas comprendemos el potencial que tenemos para crecer y cambiar?
Pienso que mi elemento son las palabras. Me encanta la comunicación, hablar, escribir, transmitir… es algo en lo que me siento a gusto y que me produce mucha satisfacción personal y profesional.
Me costó mucho darme cuenta de cuál era mi elemento. De hecho no empecé a ser consciente de ello hasta que un directivo de una empresa muy importante me dijo que tenía algo especial a la hora de comunicar. Y fue precisamente en ese momento donde empecé a darme cuenta que quería dedicarme a usar esa habilidad para poder conectar con las personas.
No creo que sea sencillo la verdad. Tenemos muchos miedos, creencias limitantes y frases autodestructivas con las que nos henos acostumbrado a convivir. Y suele ser difícil poder liberarnos de toda esa “suciedad” mental para poder pelear por lo que uno quiere. Cuando decidí dejar mi empresa para crear Etrania hubo gente que no entendió qué podía motivarme a dejar un puesto de trabajo fijo y un salario a fin de mes para lanzarme a la incertidumbre de un proyecto nuevo. Yo solo sabía que necesitaba crear algo nuevo porque me ahogaba profesionalmente. El tiempo me ha demostrado que mi intuición era acertada ya que hoy por hoy disfruto mucho con lo que hago.
9.Enfrentarse a un reto nuevo y diferente siempre siembra dudas y puede generar inseguridad ¿Qué sensación tuviste la primera conferencia que diste y si tuviste miedo a no estar a la altura?
La primera vez que me enfrenté ante una charla fue la de pánico. Recuerdo sentir cómo me latía el corazón y se me secaba la boca. Hoy todavía me pasa. Pienso que esa sensación es buena tenerla. Me ayuda a recordar que no lo tengo todo hecho y que cada día es una nueva oportunidad para seguir mejorando. Cuando me pongo delante de un auditorio y pasan los primeros minutos, empiezo a conectar con la gente y todo fluye. Para mi es una de las mejores sensaciones notar cómo las palabras salen casi solas y las ideas se conectan de forma natural.
10. ¿Qué libro estás leyendo? ¿Qué dos libros te han cambiado la vida o han sido extraordinarios porque influyeron en tu forma de ver las cosas?
Estoy leyendo “Knowmads” de Raquel Roca.
Dos libros que me influyeron de forma especial:
“ El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl y “El alquimista” de Paulo Coelho que me leí en un momento muy difícil de mi vida.
Muchas gracias Miguel Ángel por invitarme a tu casa digital.
Gracias Isabel.
Miguel Ángel García
@alienaragorn

El triunfador adicto al trabajo que te roba la vida.

El triunfador adicto al trabajo

El triunfador adicto al trabajo que te roba la vida.

Hay un libro de Borja Vilaseca titulado “El principito se pone la corbata” que refleja a la perfección los efectos que pueden causar en una persona la adicción al trabajo, la absoluta desvinculación de una vida personal y familiar y la obsesión por conseguir tener y mantener el poder y el estatus adquirido en el caso de que haya cambios en una organización.

Hay otro libro (este es mío) titulado “La vida continúa. Protagonízala” donde comento qué te puede pasar cuando estás trabajando en un sitio pero “no estás en ese lugar” porque lo que te sucede es que has llegado a un estado de perplejidad, de aburrimiento y de poco desarrollo profesional que no sabes cuánto serás capaz de aguantar (aunque te paguen todos los meses para tú poder pagar las facturas). Y te preguntas que “qué hago yo en un sitio como este” y pasas al estado de “despido interior” que ni tú mism@ sabes lo que es.

Hay un tercer libro, “Del ataúd a la cometa” de Carlos Andreu que te pone un ejemplo gráfico con los cuatro pilares de tu vida: Salud, Familia, Amigos y Trabajo.

Si inviertes mucho tiempo en tu trabajo y en tus amigos y menos en tu salud y en tu familia, acabarás dibujando un ataúd, pues las líneas del trabajo y los amigos se alargan en el dibujo de tu vida mientras que la línea de las personas que te importan y la de la salud son más cortas, estarás creando un ataúd.
Si mantienes un equilibrio entre tu salud, tu familia, tu trabajo y tus amigos, formarás un rombo, mucho más equilibrado, como una cometa que te servirá para fluir y para volar y disfrutar en tu vida.

Dependiendo del tiempo y la importancia que des a cada de ellas, acabarás dibujando un ataúd o una cometa. El dibujo lo haces tú y sólo depende de ti y de la forma de vida que quieras llevar.

Triunfadora adicta al trabajo

Te voy a poner un texto del libro “Vivir la vida con sentido” de Víctor Küppers que va sobre lo afortunadas que son algunas personas de haber pasado un proceso de selección en una multinacional…

“Les cuentan que por cada uno de ellos hay 187 que no han pasado el proceso de selección y que deberían estar orgullosos y dispuestos a darlo todo por la compañía. Ahora se llaman junior, pero los muy buenos, los elegidos, sólo los mejores, promocionarán el año próximo a junior 2. El resto tendrán que abandonar la firma porque no están a la altura. Y de esa primera reunión uno sale motivadísimo, con el coco comido, dispuesto a dejarse ese año la piel para promocionar. Y efectivamente lo hace, se ha dejado la piel y claro, también los amigos, porque ya no tiene tiempo para ir a las cenas de los jueves, él está para cosas serias. Cuando llega a junior 2, descubre que hay un escalón superior, senior. Sólo para los escogidos. Por supuesto, ese año vale la pena volver a dejarse la piel para promocionar. Cuando es por fin senior, descubre que existe manager, sólo para los elegidos. Y entonces podrá disfrutar de un despacho para él sólo. Un año más dejándose la piel vale la pena. Bueno, la piel y la familia, ya no hay tiempo para celebraciones o comidas de domingo, hay que dedicar el tiempo a lo que realmente vale la pena”.

El texto continúa con más cargos y ascensos, hasta llegar a Galaxy Manager (me encanta el término :-)) con 94 años. “Lo jubilan y es entonces cuando se da cuenta de que ha perdido todos esos años, que ha tirado su vida, que se ha dejado en el camino las cosas que realmente valen la pena”.

¿Eres de los elegidos? ¿Dibujas un ataúd o una cometa en tu vida?

Estaré encantado de responder a tus comentarios.

Gracias.

La vida continúa. Protagonízala
Miguel Ángel García
@alienaragorn

10 preguntas para David Criado

David Criado en Comerciofuerte.com

Esta semana las 10 preguntas son para David Criado. Ésta será la presentación más breve que haga: David es Facilitador y Agente de Cambio. Lo hace a través de Iniciativa Vorpalina, una consultora artesana especializada en facilitación del cambio y formación de habilidades.
Tanto si lo conoces como si no, descúbrelo en las próximas 10 preguntas.

1.Una carta de presentación como la de iniciativa vorpalina es una declaración de intenciones. Me gustan mucho las frases de esa carta. Una de ellas es “En cualquier momento de tu vida puedes elegir entre amar o tener miedo”. Como facilitador del cambio que eres. ¿Por qué crees que nos cuesta tanto cambiar incluso cuando las cosas no nos van demasiado bien?
Encuentro cuatro razones fundamentales.
En primer lugar hemos vivido una educación con excesivo foco en lo analítico y lo racional en las escuelas. Sin obviar la importancia de este tipo de aprendizaje o lectura de la realidad, hemos aprendido que la vida era “si A entonces B”. Y esto, no suele ocurrir muy a menudo en el ámbito de las relaciones humanas, que son interdependientes y que además cuentan con factores de influencia ambientales que a menudo no podemos controlar. Al no haber sido educados en una lectura más amplia y sistémica de la realidad, hemos crecido por aprendizaje basado en frustración; esto es, generando expectativas poco realistas y muy basadas en un concepto imposible e ideal de la perfección o la realización. Este continuo choque, desordena y remueve las conciencias, agita y desespera a toda alma con vida que enfrenta un reto: disfrutar del amor en pareja, crecer profesionalmente, tener una vida equilibrada,… Actualmente esto está cambiando. Como agente de cambio trabajo para mejorar el sistema educativo de base en España y vivo a diario cómo la nueva pedagogía incorpora poco a poco otras inteligencias que se unen a la lógico-matemática para completar el arco de lectura de la realidad de todo niño. En este nuevo arco de lectura de la realidad, ya no importa tanto que seamos capaces de generar compulsivamente expectativas, sino que seamos capaces de adaptarnos de forma saludable.

En segundo lugar, el cerebro humano –aún siendo la mayor potencia intelectiva del planeta- es incapaz de ser consciente de lo que ocurre de una forma completa e integral. Nuestro cerebro actúa como una biblioteca llena de álbumes de fotos. Esta biblioteca continuamente se nutre y se renueva con nuevos momentos e imágenes mentales (sucesos, experiencias, aprendizajes) pero su base creativa –la que nos hace ser la especie elegida- es el hipervínculo o la capacidad para conectar varias ideas o contextos y generar uno nuevo. No solemos entrenar en absoluto esta capacidad. Cualquier neurólogo y cualquier psicólogo cognitivo y social sabe que el 80% de nuestro tiempo transcurre en piloto automático y esto es en gran medida necesario para sobrevivir y oxigenar nuestro cerebro, pero es además un factor limitante para comprender nuevas realidades (cambios).

En tercer lugar, el ser humano –decía el viejo Aristóteles- es un animal social. Y yo añado, que no puede abstraerse nunca de esta condición. Esto quiere decir que necesita de otros para darse cuenta de la vida, para interiorizar y asimilar aprendizajes. Usted sabe, por ejemplo, que puede dar grandes consejos a otros pero que suele ser un desastre dándose consejos a sí mismo o incluso intentándolos cumplir. Esto ocurre porque no somos dioses, sino personas, porque nuestra realidad tiende a poseernos y necesitamos en todo momento de la increíble sabiduría de una perspectiva ajena. Pero –y aquí viene la tercera clave- a menudo nuestro Ego choca con esta necesidad innata de pedir y aceptar ayuda. Y esto es totalmente independiente al hecho de estar viviendo una mala o buena experiencia, porque nuestro procesador de experiencias es único para ambas.

La última y cuarta razón es el increíble desequilibrio que nuestro cerebro maneja en el procesamiento de experiencias positivas y negativas. Somos una especie que ha sobrevivido y evolucionado durante millones de años y esto implica mecanismo de defensa y superviviencia muy avanzados, que debemos aprender a controlar. Entre ellos se encuentra el miedo y ese viejo coeficiente emocional que algún científico halló y que nos habla de que por cada emoción negativa que experimentamos, necesitamos 5 emociones positivas para contrarrestarlas. Este tipo de realidades limita nuestra capacidad de cambio.

2.Escribí un post sobre tu charla TEDxAlcarria titulado “Reflexiones de alguien extraordinario”. En esa fascinante charla donde tú estás sentado encima del escenario tranquilamente, aportando serenidad y en mi opinión mucha sabiduría con reflexiones claves e importantes para entender el comportamiento de las personas y las organizaciones, comentabas que “El sistema de innovación más exitoso del mundo tiene más de 30.000 millones de años y se llama realidad”. En este sentido Emilio Duró decía que “El 80% de la gente no cree su realidad”. ¿No somos capaces de asumir nuestra realidad o es que preferimos adornarla para así no afrontar los problemas que día a día nos surgen?
A mí no me gusta asumir, me gusta aceptar. Pero creo que nadie es capaz de aceptar su realidad por completo. Aceptar una realidad es comprenderla y por muchos avances científicos y humanos que hemos logrado, todavía estamos empezando a comprenderla.
Ante este hecho, caben dos actitudes.
La primera es aparentar que lo controlas todo o querer controlarlo todo viviendo una vida llena de sobresaltos y conflictos que día a día demostrarán la magnitud de tu ignorancia. Esta primera es una vida basada en el MAÑANA, repleta de ficciones, en la que toda persona experimenta momentos de gloria y decadencia. Sobre esta pretensión se construye eso que llamamos arte (y que muestra ese conflicto) y también eso que llamamos ciencia (y que determina nuestra evolución).
La segunda es aceptar que no puedes controlarlo todo y que aquello que pasa fuera de tu área de responsabilidad simplemente tiene que pasar. Esta segunda es una vida esforzada, de reflexión y de conciencia que trabaja para el Ahora y el presente.
Todo ser humano vive la combinación de ambas y en el grado en que sepa equilibrar su ambición por conocer el mundo y su disfrute por aceptarlo, será feliz.
También creo que en el ánimo de subrayar su individualidad y diferencia, cada ser humano trata de destacar sobre los otros. En esta lógica de diferenciación que nos ayuda a ser deseables y respetados por otros, nos olvidamos de que lo único que tenemos es lo que somos, y de que solo somos aquello que continuamente hacemos.
Por último considero que resulta complicado aceptar una realidad propia cuando tu modelo de vida está basado en ir siempre rápido. Ir rápido llama en todo momento a adoptar comportamientos evasivos, a disimular la vida y no a disfrutarla, a esperar una vida mejor y no a crearla. En este sentido movimientos de retorno a valores como la lentitud, la naturaleza y el sentido de las cosas han supuesto en mi vida un cambio muy significativo.

3.Estuve gestionando un equipo de personas durante 15 años (fíjate que no digo liderando, a un líder lo nombran el resto de personas no te eriges tú mismo como tal) aprendí muchas cosas de esta buena etapa profesional: el comportamiento de las personas, la actitud, la motivación, el burnout, la disponibilidad para facilitar conversaciones, etc. Pero si hubo una de ellas fue la falta de formación de muchas empresas en habilidades para gestionar personas. Aquí creo que tenemos una notable carencia de formación a todos los niveles. ¿Crees que se forma bien a las personas para desempeñar sus funciones, relacionarse y adaptarse a un equipo humano o piensas que en ese aspecto las organizaciones tienen demasiada prisa y no utilizan los recursos necesarios para preparar de la mejor manera posible a un nuevo colaborador?
Respondo rápido. Creo que nos queda mucho por mejorar en este campo. Considero que no se trata de prisa sino de falta de inteligencia práctica. Nadie que invierta en la mejora de las relaciones humanas y las habilidades conductuales puede esperar nunca malos resultados. Y aquí quiero aportar un ejercicio de autocrítica pero también una esperanza. Cuesta mucho que las organizaciones tengan directivos o líderes a la altura de sus equipos y realidades. Lo vivo a diario y escribo sobre ello en el blog tratando en un esfuerzo titánico que este tipo de errores no se repitan. Pero lo cierto es que la cultura de una organización sigue muy determinada por la altura de la pirámide y no por la base. Por otro lado, he aquí la esperanza: He trabajado ya con decenas de organizaciones que han evolucionado y cambiado su cultura, su clima, su capacidad resolutiva mejorar sus habilidades relacionales. De modo, Miguel Ángel, amigo mío, que claro que es posible.

4. “Estoy encantado de dejar hablar a las personas porque estoy encontrando auténticos tesoros” es una frase tuya, David. Coincidimos en la importancia de hablar con las personas, de mantener conversaciones de calidad donde te muestras tal como eres, con tu vulnerabilidad y con valentía para mostrarla. Además creo que para mantener buenas conversaciones tenemos que saber escuchar activamente. En ocasiones esto se antoja difícil porque las personas tendemos a ser egoístas y a creernos protagonistas. Nos creemos el centro del universo, nos cuesta escuchar pero no tanto hablar. David, ¿Qué piensas sobre este tema?
Pienso, amigo, que si todos los problemas a los que me enfrento a diario en las organizaciones estuvieran basados en que las personas se sienten protagonistas, la mayor parte de estos problemas estarían ya resueltos. El verdadero problema no es creerte protagonista de tu propia realidad sino víctima de ella, dejándote absorber por las circunstancias y siendo determinado por decisiones de otros y no por tus propias convicciones.
Creo que es necesario escuchar y en todo ánimo del buen oyente se encuentra la extraordinaria habilidad de saber callarte cuando otro necesita hablar. En talleres suelo trabajar la escucha consciente y las personas se sorprenden de la cantidad de voces que llevan dentro y les limitan.

5. Opino que cuando desempeñas un cargo de responsabilidad y gestionas un equipo de personas no debes de dejar de aprender y formarte, especialmente en habilidades directivas, inteligencia emocional y liderazgo. Por eso me ha parecido una gran “iniciativa” la propuesta que hacéis con MAD, el Plan de Aprendizaje Autodidacta con una clara visión humanista. ¿Podrías explicarnos con más detalle que es el MAD?
La Maestría en Acompañamiento y Dirección Humanista de personas y organizaciones es un plan de estudios que choca frontalmente con la cultura del consumo de conocimiento rápido (los instant coffee books y los resúmenes) y con las prisas. Quien cursa el MAD acepta que necesita mucho tiempo para sí mismo y para su propio conocimiento.
El programa consiste en tener un listado abierto de materiales y obras de referencia que permitan a cualquier líder o directivo disponer de un compendio de conocimiento humano al alcance de la mano.
Parte de una necesidad real que detecto en los equipos y organizaciones pero sobre todo en el ámbito directivo. Estamos plagados de planes de programas formativos de educación superior repletos e dogmas y creencias, y poco a poco estamos socavando lo que nos hizo llegar a lo que somos: nuestra capacidad crítica y nuestro conocimiento de las cosas. En las escuelas de negocio al uso y en los planes formativos para directivos, no existe una base de conocimiento sólida que habilite y facilite que los directivos sean personas que lideran otras personas, simplemente eso. Fruto de continuos resúmenes y pastiches, acciones de publicidad y compendios de compendios, consumimos formaciones y frases hechas que no suponen una reflexión profunda o una inmersión real en el espíritu de las cosas. El MAD intenta recuperar de forma abierta, gratuita y participada el amor por la sabiduría y las disciplinas humanas.
El MAD es un plan autodidacta de aprendizaje que ofrece bibliografías seleccionadas para construir y hacer crecer la autonomía de las personas. Incluye el conocimiento humano necesario para gobernarte a ti mismo con criterio propio. Es un plan ambicioso ya que reúne aquellas materias que he seleccionado como útiles a partir de 7 carreras universitarias para la adecuada comprensión del comportamiento humano a nivel personal, grupal y social.
Se estructura en 16 áreas de maestría que aportan al aprendiz un conocimiento detallado y de carácter humanista (integrador y abierto) respecto a nuestra propia condición y los aprendizajes que como especie hemos logrado hasta la fecha. El lector puede acceder a través de este enlace.

6. Innovación y cambio son palabras que utilizamos mucho para explicar que en la gestión de personas y en las organizaciones es fundamental evolucionar hacia una gestión humanista y no tanto resultadista a corto plazo. Da la sensación de que hay una tendencia donde esa innovación y ese cambio tan necesario por otra parte, está sucediendo en algunas organizaciones, pero que dista mucho de convertirse en una prioridad en las organizaciones. “Que todo cambie para que todo siga igual” decía Lampedusa. En realidad mucho marketing de cara a la galería pero poco cambio interno en la gestión de las personas. ¿Cómo ves el panorama en las organizaciones, realmente hay una tendencia en innovación y cambio en RRHH o nos queda mucho camino por recorrer para poder llamarlo una tendencia?
Creo que hay una especie de circo o circuito comercial que funciona muy bien y que tiene demanda en el ámbito de la prestación de servicios de innovación en RRHH. Se y compruebo a diario que existe este circuito orquestado por grandes marcas y folletos ilustrados, y a menudo validado por grandes nombres con nutrida experiencia en el circuito. Lo sufrí como empleado y ahora convivo como él como prestador de servicios. Del mismo modo que se que existe, también se que yo no estoy en él. Lo sé porque las personas a las que presto servicios, suelen llamarme tras haber probado este circuito o como complemento necesario a todo lo que puedan extraer de él.
Intentaré explicar la diferencia entre este circuito y lo que hacemos en la iniciativa con un sencillo hábito que me acompaña siempre:
La iniciativa vorpalina es un sueño hecho realidad que nació de mi propia herida, de mi experiencia sufriendo entornos de trabajo esclavistas y mecánicos. Juré no olvidar a las personas que dejaba atrás y creo no haberlo hecho. Cuando diseño un programa de acompañamiento al cambio en una organización o cuando preparo un taller, a menudo en el tren o el avión, justo antes de entrar en sesión, me recuerdo en otra época vestido con mi traje, sentado 10 o 12 horas seguidas en una silla frente a un ordenador maquetando una presentación e intentando que tuviera algún sentido; o bien sufriendo los gritos de mis jefes; o bien participando de una planificación ridícula a 5 años que no me permitía disfrutar mi vida. Me recuerdo en algunas de esas imágenes del pasado para no olvidarme de que muy probablemente las personas a las que voy a acompañar vivan situaciones absurdas similares. E intento en la medida de mis posibilidades atender a estas personas para que superen estas realidades y no para perpetuarlas. Intento recordar esas imágenes para ser fiel al potencial de esas personas y para que ellas mismas encuentren su sentido. Pues bien, creo que todo lo que no tenga que ver con esto, forma parte del circuito y no contribuye a un cambio significativo en las organizaciones.
De modo que solo puedo hablar de mí. Lo haré hoy y aquí: yo sí soy fiel a las personas, yo sí parto de ellas, yo sí que me atrevo a compartir su dolor y comprender su miedo. Y por eso –de veras lo creo- estoy haciendo algo extraordinario. Lo que hacemos en la iniciativa no está certificado por ninguna asociación sino por la enorme cantidad de emociones que despertamos en los clientes. Todavía lloro de alegría y satisfacción cuando leo a menudo los correos o recibo llamadas de agradecimiento pasados meses o a veces años.
Si bien siguen siendo necesarias conferencias y cursos tradicionales, son sin duda aún más necesarias hoy más que nunca acciones que apoyen el crecimiento de las personas en equipo, dotando de sentido al servicio que prestan sus organizaciones y centrando su foco no en perpetuar una costumbre o una estructura sino en mejorar la atención a sus clientes.

David Criado en TEDxAlcarria

Guía Breve para ser extraordinario.                                                    

7. “Ciertas cosas pueden capturar tu mirada, pero sigue solo a las que puedan capturar tu corazón”. Proverbio Sioux. En este post de hace poco más de un año, “Guía Lakota de la inteligencia relacional” ponías de manifiesto la importancia de las relaciones, explicabas que “para los lakotas todo sentido de la vida está fundado en una comunicación eficaz con aquellos que nos rodean”. ¿Tienes la sensación de que en general las personas les damos esa importancia a la comunicación hoy en día o más bien al contrario, que creemos que comunicamos cuando nos cuesta mucho hacerlo?
Creo que no sabemos comunicarnos de forma efectiva pero creo sinceramente que nos gustaría saber hacerlo. Sobre estas dos premisas construyo mi trabajo para la mejora de comunicación en las organizaciones. Recomiendo no leer sino entrenar estas habilidades de comunicación.
La tribu de los lakotas fue especialmente pródiga a la hora de entender la belleza de la vida partiendo de la riqueza de las relaciones humanas. Su código relacional proveía a las personas de dignidad y confianza en medio de territorios inhóspitos y salvajes con vidas de extrema dureza y sacrificio. Partían de valores aceptados por las culturas panindígenas americanas: el sentido de comunidad, el valor del autoconocimiento, el respeto a los mayores,… Pero hay uno de estos valores que es especialmente útil para responder a tu pregunta. Se trata del Camino rojo de la vida, esa fantástica metáfora que expresaba un momento en la vida de toda persona en el que tenía que enfrentarse a sus demonios y superarlos por sí mismo en un proceso casi mitológico de renuncia y aceptación. Este proceso, que primero se realizaba con uno mismo y con la ayuda de algún chamán y luego se completaba en la tribu, otorgaba a la persona el sentido de su propia vida. Y esto tenía todo que ver con la comunicación entre los miembros de su comunidad.

8.David, ahora le toca el turno a la educación. “En las escuelas y en las universidades nos enseñan a recibir, pero nadie nos enseña a dar”. Si a esta frase tuya le añadimos la de J.Luis Sampedro que dice “En las universidades nos enseñan a consumir, no a pensar” podríamos tener una información sesgada de cómo estamos. Pero si le añadimos que entre las 200 mejores universidades del mundo sólo hay 1 española, esto nos certifica que fallamos en algo. Y si a esto le unimos la tasa de desempleo de personas con una carrera puede que le pongamos la guinda al pastel. Como una persona que tiene 4 carreras y con tu experiencia como facilitador del cambio, ¿Qué crees que deberíamos de cambiar para mejorar la educación y para adaptarla de una forma más realista al mercado laboral?
Me pides responder a algo que debemos construir entre todos. Intentaré mostrar mi perspectiva brevemente por partes:
En la escuela: Si bien queda mucho camino por recorrer, estoy satisfecho con el notable esfuerzo que en España se está haciendo a nivel de educación infantil, primaria y secundaria por parte de los profesores. Nadie duda del desastroso goteo de legislaciones educativas contradictorias que están matando la capacidad de dotar de continuidad al sistema educativo de base. Pero aún en este contexto, los profesores quieren mejorar, trabajan para mejorar. Como agente de cambio creo que se debería dotar a las escuelas de espacios productivos de innovación que vayan más allá del aula. Poco a poco, convivo con la resistencia de claustros que quieren innovar pero a los que no les gusta dedicar tiempo a la innovación. Estas resistencias ocurren en momentos iniciales, pero tienden a diluirse y soy optimista con los notables logros que cada colegio (y no el sistema educativo) está logrando por sí mismo. Abandonada queda por mi parte cualquier esperanza de que exista un pacto educativo entre políticos que dote a España de un sistema sólido y abierto pero con base y recursos para los colegios. Para eso, al menos hoy, queda mucho. De momento mis esfuerzos están en los colegios.

En la universidad: Mi opinión sobre la universidad es bien distinta. Nos encontramos ante un absurdo dilema. Si bien a un banco le encantaría que alguien saliera de la universidad con la formación que a él le diera la gana (y esto están consiguiendo de momento), también cualquier banco sabe que ninguna persona sin criterio propio ni conocimientos más allá de lo que ya conoce, le hará crecer. Es normal que el mercado demande una educación ajustada a su foto actual, pero cuidado porque el verdadero problema no está ahí…
La base de una sociedad justa y libre no se encuentra en un mercado, sino en la educación de las personas que van a vender o comprar a ese mercado. No podemos hacer depender a la educación del juego arbitrario e interesado del mercado, que cambia cada día y al que sería absurdo prestarle más atención de la que tiene. Debemos hacer depender la educación del fomento de un espíritu crítico, creativo y abierto, capaz de innovar y fabricar progreso. Eso antecede a cualquier banco y es una convicción que está basada en que ningún mercado –sea cual sea- sabe regularse. A un mercado, hay que regularlo. Y por ello no puede regular la educación de las personas. Esto lo sabían bien Diderot, D´Alambert y Rosseau y hoy lo hemos olvidado.

La universidad española necesita un amplio periodo de autocrítica y reconstrucción. El marco de aprendizaje actual se ha alejado por completo del humanismo que hizo en otros siglos de Europa una luz en un mundo repleto de tinieblas. He tenido la oportunidad de conocer ampliamente el tejido universitario en España y no estoy nada satisfecho. He sido alumno y he sido profesor. Las cosas, por lo general, no funcionan bien. Los modelos y avances pedagógicos constructivistas todavía no han llegado a este ámbito de nuestra educación. Si esta falta de actualización estuviera compensada con la adquisición sólida de conocimientos teóricos, todavía alguien como yo podría estar tranquila. Pero nada más lejos de la realidad. La fe en el conocimiento ilustrado –que sacó a Europa del feudalismo y la mediocridad de castas- se resiente. Los ingenieros y licenciados cada vez están menos preparados porque los niveles de exigencia que arrastran desde el colegio y perpetúan en las facultades, son cada vez menores. Esta opinión –que también es mía- la han compartido conmigo catedráticos y profesores. Las programaciones de las asignaturas son pobres y se repiten año tras año sin actualización ni espíritu de cambio. No existen foros útiles en los que el alumno se sienta como algo más que un tazón sobre el que verter conocimientos. La fidelidad a esa gran universidad que nació a finales del XIX en España y que nos sacó del campo, la miseria y la pobreza, se resiente.
Aún aceptando esta foto, procuro participar también como facilitador en un cambio real en la universidad. No instalarme en la queja, sino en la propuesta. Por ello realizo talleres y módulos en universidades y escuelas de negocio aportando una nueva visión y perspectiva.

9.Esta pregunta es más directa, jeje, con meno ¿Qué necesita un líder para gestionar personas y obtener resultados? ¿Cuál sería tu mayor referente de liderazgo?
Quiero construir una frase con sentido. Ahí va: Lo que necesita un líder para gestionar personas y obtener buenos resultados es liderarse a sí mismo.
Tengo la suerte de no tener un solo referente, sino cuatro. Estos son mis mayores referentes de liderazgo en la historia de la Humanidad:
• Mi abuela Pepa que quedó viuda porque en España no había suficientes medicinas; que quemó todos los recuerdos de su vida para superar su dolor; que vivió junto a mi madre en la más absoluta pobreza de un piso compartido sin calefacción; que tuvo que hacer camas durante años para traer dinero a casa; y pesar de eso fue siempre feliz y crió a mi madre, y me crió a mí y a mi hermano enseñándome todo lo importante de la vida: ternura, compasión, respeto, sacrificio, sin apenas saber escribir ni leer si no era en alto.

• Mi padre que fue hijo de una realidad trágica y que desde pequeño tuvo que entrar en un internado viviendo de la caridad, duchándose cada mañana con agua fría y meándose las manos en el patio para no morir de frío; que sacó a tres hermanos y una madre adelante; que comenzó a trabajar con 14 años y luego nos sacó a nosotros adelante trabajando catorce horas diarias y dándonos una educación para poder mejorar como personas la sociedad en la que nacimos.

• Mi madre que fue huérfana de padre a los cuatro años; que estudió más que ninguna compañera para poder comer; que vivió una vida de sopas y un solo abrigo para los inviernos; que nunca pudo tener una casa de muñecas; y que luego nos sacó adelante comenzando a trabajar también muy joven..

• Mi hermano que detrás de su caparazón, prefiere siempre gestionar su dolor propio antes que hacer daño a otros; que me enseña cada día el valor de la amistad siendo el mejor amigo que todos y cada uno de sus amigos han tenido; y que ha superado a lo largo de su vida muchas cosas, incluido a sí mismo.

Ninguno de estos referentes es Steve Jobs, pero él –de eso estoy seguro- no les llega ni a la suela del zapato.

10.¿Qué libro o libros estás leyendo y qué tres libros recomendarías a los lectores del blog?
Solo recomiendo un libro. “El proceso de convertirse en persona”, de Carl Rogers. Leo siempre muchos pero este es el de hoy.

David, muchas gracias por contestar a las preguntas y colaborar conmigo. Te debo un café.

Gracias.

La vida continúa. Protagonízala
Miguel Angel García
@alienaragorn

El éxito lo han emperifollado

human-913934_960_720

Todos queremos tener éxito en la vida, personal y profesionalmente. El éxito lo han emperifollado ¿Hay alguien que no quiera ser feliz, tener reconocimiento profesional y levantarse cada día para hacer aquello que realmente le apasiona?

Cada día vemos y leemos personas que han logrado un “éxito” aparente, han conseguido logros excepcionales como crear una empresa que marca tendencia en cuanto a su producto, servicio y una gestión cuasi perfecta de la atención a sus clientes, escribir un libro que atrapa a millones de personas sin poder dejar de leerlo o inventar un nuevo método de aprendizaje que servirá a muchas personas.

Otras personas han sido capaces de generar una “epidemia” en el mundo  como puede ser el caso reciente de Adele con su espectacular “Hello” que ha arrasado en todo el planeta y además ha provocado una ola de covers (canciones versionadas) demuestran su talento y nos dejan boquiabiertos con la sensibilidad y la emoción con la que cantan. Y es que todo aquello que nos hace sentir y nos emociona muestran la prueba palpable de que hay personas que tienen un don: el de comunicar y emocionar, ergo (pequeño homenaje a Matrix) vender y arrasar con su producto, con su causa.

Un éxito así no se consigue por casualidad, de un día para otro. qué te voy a contar que ya no sepas. Se tienen que dar una serie de circunstancias como por ejemplo crear una comunidad que hagan suya la causa, la practique y la divulgue. La constancia y el esfuerzo son dos elementos esenciales para lograrlo y poner el foco ayuda a conseguirlo.Pero para eso previamente has tenido que hacer un producto, un servicio y una causa que solucione los problemas de la gente y además que les guste y les emocione. Podrás aprender más sobre este tema con la “Clave del éxito” y “Fueras de Serie” de Malcom Gladwell.

Otra clave sería dar el salto, ponerte delante de una cámara, de un aforo lleno de personas y exponer tu idea, tu causa. Hay que atreverse, ser valiente, pasar a la acción y no hacer caso a ese 90% de pensamientos que nos hacen especular con el qué pasará y nunca se cumplen.

¿Y cómo podemos cambiar para tener éxito? Vaya por delante que cada persona tiene un concepto del éxito, mi visión del éxito siempre es humanista, enfocado a las personas y no tanto comercial (Y tengo mucha experiencia en el campo comercial ) Siendo consciente de que si no cubres las necesidades básicas (como les ocurre a millones de personas) se hace más difícil un desarrollo personal y profesional y es complicado sentirse feliz. Aunque también cada día esas personas con falta de recursos básicos pero no de ilusión y sonrisas nos demuestran que la vida no se llena con cosas, sino con emociones y que no necesitamos tanto para ser mejores personas, tener valores y ser un poco más felices.

Hay que poner en valor que son las personas y no los números las que hacen que esta vida pueda ser increíble si encontramos y valoramos los motivos para que así sea.

En las “Claves del Cambio”, Kotter y Cohen en un estudio que realizaron sobre por qué las organizaciones cambian, entrevistaron a más de 400 personas de 130 compañías y llegaron a la conclusión de que todos los cambios exitosos se producen porque la secuencia del cambio que utilizan las organizaciones no es ANALIZAR-PENSAR-CAMBIAR, sino VER-SENTIR-CAMBIAR. Podríamos aprender de este concepto.

Si te cuento todo esto es porque creo que las personas podemos cambiar para mejorar nuestra vida si nos lo proponemos. Un cambio necesario si la vida que llevas no te hace palpitar, si quieres cambiar tu rutina, si quieres sentir el viento, apreciar un buen desayuno con tostadas, emocionarte con la gente que quieres y encontrar el sentido a tu vida.

success-846055_960_720

“Ser protagonista implica asumir riesgos. Son riesgos, cambiar o mejorar queda en manos de otros”. Andy Stalman.

Comentaba antes el concepto del éxito. En mi opinión estamos perdiendo el norte con la consecución del éxito. Tenemos que tener éxito como sea, ser felices constantemente, casi por castigo, ascender en la escala social, nos gusta aparentar, pero no tanto ser, sino parece que no eres nadie en esta sociedad. Lo observo a diario cuando viajo en el metro, veo personas que no ofrecen la mejor versión de sí mismos, que no se quieren y que no se valoran, su comunicación no verbal habla por ell@s. También hay que tener en cuenta las circunstancias de cada persona, una cuestión que no se puede obviar. Quizás estemos atrapados en el tiempo pensando que dentro de cien años seguiremos allí. Quizás debamos de empezar por mirar dentro de nosotr@s y ver por qué pensamos ciertas cosas y nos reflejamos en lo que decimos y opinamos.

Nos falta confianza en nuestras posibilidades. Creo que cada persona tiene unas habilidades que la hacen especial. Esas fortalezas hay que creerselas ¡Pero tenemos que comunicarlas y demostrarlas! Primero a nosotr@s mism@s y después a los demás. Esto se resume de la siguiente manera:

CONFIANZA+SENTIMIENTO+PROYECTO ILUSIONANTE= VIVIR, NO SOBREVIVIR

El éxito lo han emperifollado tanto que se nos olvidan cosas mucho más importantes como puede ser la cultura del esfuerzo, disfrutar el momento, con lo que haces, de las personas de tu entorno y aceptar que si por los motivos que sean no consigues tu objetivo o lo que llamamos éxito, no estamos fracasando, estamos aprendiendo para el siguiente reto.

Define qué es el éxito para ti y si eso es lo que te mueve e ilusiona, lo que te hace feliz, pon todos los medios para alcanzarlo y respira para lograrlo. Disfruta del camino, aprendiendo de todo lo que haces, los errores que cometes, los obstáculos que superas día a día, para cuando llegue tu éxito (porque llegará) poder compartirlo con los tuyos y paladearlo lentamente con la satisfacción de haber logrado tu reto personal. Pero, eso sí, cuando consigas tu éxito, recuerda que estarás otra vez en la casilla de salida. Siempre tenemos que estar dispuestos a aprender y a pasar a la acción.

“Nuestro mayor miedo es arriesgarnos a vivir: correr el riesgo de estar vivos y de expresar lo que realmente somos”. Miguel Ángel Ruiz.

Gracias por leerme.

La vida continúa. Protagonízala.

Me importa cómo eres y qué haces cada día.

mujer sonriendo

Me importa cómo eres y qué es lo que haces.

Hace más de dos años que ya no soy mando intermedio. Se abrió un nuevo camino, una etapa de incertidumbre y cambio.

Las personas buscan sentido a su vida. Hay quien lo encuentra realizando sus sueños por imposibles que parezcan porque se atreven a soñar a lo grande con elevadas dosis de valentía y acción. Otras son buscadores de la vida que han entendido muy bien el juego de vivir, afrontando la incertidumbre y nadando entre sus aguas como lo hacen los mismísimos delfines.

Hay personas que son protagonistas y no se conforman con ser figurantes. Están las apasionadas por la escritura, las que les gusta leer, las que piensan que pueden liderar y se forman para ello día a día, con una actitud encomiable, como si en cada momento fueran aprendices. Estas personas marcan la diferencia y acaban consiguiendo sus metas. Personas como tú y como yo, de carne y hueso pero que son capaces de hacer cosas extraordinarias.

Hay personas que disfrutan con su trabajo, que encuentran ese “estado de fluir” tan difícil de hallar para algún@s y que parece tan sencillo para otr@s. Se les ve a la legua. Tienen un aura de energía que tod@s percibimos al instante. Otras personas no dan con ese “estado de fluir” donde al disfrutar de lo que haces, el tiempo pasa volando y encuentras tu plenitud personal.

Hay personas que tienen sed de conocimientos e innovación, de mejora constante en lo que hacen y que no se conforman con hacer algo bueno, intentan siempre alcanzar lo máximo y extraordinario.

learn-977544_640

Aunque como dijo el profesor Roberto Luna (@roberiluna) en su conferencia sobre la gestión del talento en el evento “Máximo Potencial de Valencia” que “El conocimiento nos ayuda pero lo mejor es ponerlo en práctica”. Si lees y estudias mucho pero luego no lo compartes y lo demuestras, no te servirá de mucho tanto conocimiento.

Hay tres cosas que puedes hacer con tu conocimiento al ponerlo en práctica:

  • El arte de Conversar. Al tener más información y conocimientos generas una mayor seguridad para poder hablar sobre esos temas.
  • Relacionarte mejor. Abres tu mente, no te limitas a tu ámbito de siempre. Rompes esa frontera y vas más allá de tu zona de confort. Te aseguro que no es nada fácil salir de ella. Más que la zona de confort le llamaría “la cueva de Gollum” por la dificultad que tiene de salir de ella y ampliar nuevas sensaciones que enriquezcan tu vida.
  • Conocer personas que están fuera de tu entorno habitual que te aportan otra visión de la vida y de los que aprendes muchas cosas como la forma en que se expresan, la sabiduría que comparten con los demás, cómo son generosos y ayudan y la habilidad que tienen para desenvolverse extraordinariamente en este mundo.

En mi ecuación de la vida prima la palabra SER por encima de TENER. Lo sé, soy raro, friki y puede que esto te suene a Ciencia-Ficción. No quiero ser grosero, pero me importa un pimiento qué coche llevas, ni los metros cuadrados de tu casa, si la ropa que llevas es de marca (la marca personal sí me importa, dice mucho de ti) ni cuánto ganas o dejas de ganar. Lo que me importa es cómo eres y qué haces cada día. Me importa que tengas la valentía de hacer cosas que muy pocos se atreven porque no tienes miedo al fracaso ni al ridículo. Me importa tu generosidad con los demás y cómo con lo que tienes, tengas mucho o poco, ayudas a las personas. Me gusta la pregunta que hace César Piqueras en su post “Alcancar el equilibrio entre las tensiones” ¿Se es filántropo desde siempre o cuando se tiene mucho?

Me importa con qué actitud afrontas la vida, si protagonizas tu vida como una persona y no dejas que te traten como a un número. Eso me importa.

El psicólogo Walter Riso plantea que gran parte de la sociedad gira en torno a las 3 “P”.

-Poder

-Prestigio

-Posición

Y que somos más amables con las personas que hacen referencia a las tres “P” o a alguna de ellas.

“Elogiamos más a menudo los coches, los muebles y la ropa de alguien que su inteligencia y bondad”. Walter Riso.

Los que hablamos de SER, de aprender, de aportar, de colaborar, ayudar y crear lo tenemos complicado frente al todo poderoso TENER. Pero no por ello vamos a desistir, sabemos que la autenticidad esta en SER y no en PARECER o TENER. Entiendo la necesidad del TENER como eje para tener todo lo necesario para vivir y ayudar a los demás. Creo en las personas, en el SER y no en el TENER. Con toda seguridad ese es uno de mis defectos (junto con otros muchos más). Observo desde otra perspectiva la dinámica diaria, estoy en otra dimensión alejado de la rutina de antaño donde continúo viendo como el día a día de muchas personas acaba siendo igual o parecida al personaje de Bill Murray en el día de la marmota. No parece que les guste su vida, pero no hacen nada por cambiarla.

Vivir en el estado de fluir

Hace más de dos años que no soy mando intermedio en una multinacional. Escapé de la presión injustificada y diaria de los resultados, viví con esa presión y la gestioné durante una larga etapa de mi vida, hasta que dejé de encontrarle sentido a esa forma de dirigir, tan lejos del liderazgo, a años luz de liderar a personas y no a tuercas.

Estoy de acuerdo con el efecto que puede hacer la presión adecuada las personas de tu equipo, es esencial para lograr objetivos pero difiero de utilizarla a diestro y siniestro y día tras día como método para conseguir los mejores resultados. Así es imposible. Apuesto más por una gestión de personas, por una comunicación transversal donde tu equipo no tenga el síndrome CEO (ese donde las personas de un equipo no dicen toda la verdad a su jefe, no tienen el valor y la confianza para hacerlo para que este se reafirme en su identidad como directivo y potencie su ego, es la embriaguez del poder). Si falla la comunicación (y tengo constancia de que es uno de los principales problemas en las organizaciones) los problemas en muchas empresas continúan persistiendo como antaño: La palabra innovación no existe, clima laboral enrarecido, falta de formación, valores de la organización que no se ponen en práctica pero se exponen en el tablón de anuncios, poco o menos personal que acaba con el síndrome de trabajador/a quemado/a, desilusión, atención al cliente muy lejos de ser extraordinaria, no se desarrolla la potencialidad de los colaboradores, etc.

Ya no gestiono equipos de personas, lo hice durante 15 años. Fue una etapa que ya terminó. Ahora proyecto mi vida, mi felicidad, mis momentos y el de personas que me importan. Gestiono mi tiempo en función de esa premisa. Nunca he necesitado irme a otra ciudad para evolucionar en el trabajo, lo tenía todo aquí. Hay que darle sentido al trabajo que haces. No se lo encuentro a pasar (o perder) la vida trabajando 10 o 12 horas al día poniendo mil excusas como que somos imprescindibles, que hay que entregar un proyecto o mil estupideces más. De esta forma sigues siendo un número por importante que te creas. No le encuentro sentido a vivir sólo profesionalmente cuando no te queda tiempo o no quieres tenerlo para vivir tu vida personal.

La vida continúa. Protagonízala.

Gracias por leerme.

Fotos: Pixabay.

Older posts